Aznar exige una rectificación al Gobierno por desvelar que le protegen 51 escoltas

  • El ex presidente llama "irresponsable" al ministro de Fomento y recuerda que fue víctima de ETA y que sigue siendo objetivo · Rajoy dice que el PSOE ha soprepasado "todos los límites con un acto zafio"

Comentarios 2

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, exigió ayer una rectificación "urgente y total" al ministro de Fomento, José Blanco, por revelar los efectivos de seguridad que mantiene desde que dejó la presidencia del país. Para el ex jefe del Ejecutivo se trata de una "grave irresponsabilidad" y una "imprudencia temeraria, nunca antes cometida en la historia de la democracia española".

Aznar daba así réplica a las palabras pronunciadas por Blanco la víspera, en las que desveló que el ex presidente está custodiado por 51 escoltas. Aznar contesta al ministro de Fomento a través de un comunicado en el que recuerda que ha sido el único ex presidente víctima de un atentado de ETA (fue atacado con un coche-bomba el 19 de abril de 1995, cuando por entonces era el líder de la oposición), y en el que subraya que aún "sigue siendo objetivo de los terroristas". Por ello, considera "profundamente incoherente" que sea un ministro, y que sea precisamente Blanco, quien lo critique cuando hace pocos días argumentó, "con escaso éxito, que el uso de aviones del Estado por parte del señor Rodríguez Zapatero con fines electorales se justificaba por razones de seguridad".

El texto califica de "profundamente irresponsable" el hecho de que sean los propios miembros del Ejecutivo quienes revelen este tipo de datos cuando, además, el dispositivo de seguridad fue asignado por la actual Presidencia del Gobierno. La nota hace extensiva la reivindicación de rectificación al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Según la nota, las palabras de Blanco son "una grave irresponsabilidad a la que en las últimas horas se ha sumado el señor Corbacho, otro reconocido experto en asuntos de seguridad".

Para el ex jefe del Gobierno, lo ocurrido no responde más que al "empeño torticero y a la continua obsesión " del PSOE para socavar su figura en un nuevo intento por "tapar los auténticos problemas del país".

Ante la polémica suscitada por sus palabras, el propio Blanco pidió que "no digan que yo dije lo que no he dicho" porque, aclaró, su pretensión no era la de cuestionar la seguridad de Aznar sino que simplemente preguntó al PP si les parece "barato o caro" el mantenimiento de su dispositivo de seguridad, según el "cálculo económico" que utilizan para determinar las condiciones del viaje de José Luis Rodríguez Zapatero en el Falcon. Una pregunta que dice mantener porque el PP utiliza permanentemente "la hipocresía y la doble vara de medir".

La aclaración de Blanco no ha sido suficiente para las filas populares, desde donde se piden explicaciones también por parte de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Para el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, los socialistas han sobrepasado "todos los límites que se pueden sobrepasar en una campaña electoral". "Ayer vimos el que ojalá sea, yo no lo creo, el último acto zafio" del PSOE, aseguró Rajoy, tras considerar que "cuando no hay razones, cuando no hay argumentos, hay que instalarse en el pasado y en la insidia".

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, informó de que su grupo pedirá la comparecencia de De la Vega en sede parlamentaria para que explique de dónde salen esos datos y cómo se custodian. "Como no quiero elucubrar de dónde han salido, que De la Vega comparezca en el Congreso y nos diga cómo se custodian esos datos y si cualquiera del PSOE puede acceder a datos sensibles de la seguridad de los ex presidentes y hacer uso de ellos en los mítines", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios