La CUP presiona a Puigdemont para que afronte la cuestión de confianza

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tiene previsto reunirse en los "próximos días" con la CUP y el resto de grupos parlamentarios para abordar la cuestión de confianza a la que tiene previsto someterse a la vuelta del verano. Lo revelaron fuentes del Govern el mismo día que el partido antisistema pidió al jefe del Ejecutivo catalán una reunión para tratar la votación en el Parlament, ya que quieren resolver el tema este mismo mes y no demorarlo para los días previos a la cuestión de confianza, prevista para septiembre.

Fuentes del Govern aseguraron que las fechas de las reuniones entre Puigdemont y los partidos no están cerradas, por lo que no pueden precisar si el encuentro con la CUP será en julio o más adelante. En estos encuentros Puigdemont quiere "escuchar" las propuestas de los grupos sobre la cuestión de confianza en la que él se juega su futuro político, ya que por ley, si no la supera, cesa automáticamente en el cargo y la Cámara debería buscarle un sustituto o convocar elecciones.

Aunque el presidente se reúna con todos los grupos, la cita clave es con la CUP, ya que es el único partido del arco parlamentario catalán que comparte el plan soberanista del president y, por lo tanto, el único con posibilidades reales de ayudarle a superar la cuestión de confianza.

El principal escollo es que Puigdemont quiere someter al visto bueno de la Cámara -en definitiva, de la CUP- el plan soberanista para los próximos meses pero, además, también quiere que los antisistema le avalen una propuesta de Presupuestos de 2017. Así, el presidente catalán busca asegurarse la estabilidad que no ha logrado en la primera fase de la legislatura, en la que vio como la Cámara le tumbó las cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios