La hija del primer empresario asesinado por ETA dice que perdonará "cuando sea honroso"

Cristina Berazadi, hija de Ángel Berazadi, primer empresario asesinado por ETA (en abril de 1976), considera "importante" que los terroristas den el paso de decir "lo hicimos pero nos arrepentimos", porque "todas las víctimas" desean "que haya paz", y asegura que éstas perdonarán "cuando sea honroso perdonar".

En declaraciones a Radio Euskadi, Berazadi valoró su participación en el acto de homenaje que Confebask celebró el viernes en Bilbao a los empresarios vascos víctimas de ETA, que "estaba pendiente" y fue "muy liberador".

Reconoció que cuando le llegó la invitación pensó en su padre -quien nunca creyó que fuera a ser objeto de un atentado- al igual que cuando recibió el aplauso de los presentes en el Euskalduna. "Le gustaría, estaría orgulloso".

Para Cristina Berazadi, el asesinato de Miguel Ángel Blanco fue un "punto de inflexión, un antes y un después" ya que hasta entonces era "como si el terrorismo estuviera un poco consentido". "Nadie se atrevía a dar la cara y llamar a las cosas realmente por su nombre" como consecuencia del miedo.

Según relató, tras asesinar ETA a su padre, algo que "nadie esperaba" en la familia, abandonaron Euskadi. "Mi padre era muy nacionalista y hablaba vasco, pero creo que fue un chaval que tenía 17, 18 años el que le mató. Eran tres, uno de ellos murió en un control policial y los otros dos el año pasado nos hicieron llegar una carta de perdón, lo que creo que es una cosa importante en el proceso de paz", describió.

Para Berazadi, "es importante que se den esos pasos de decir 'lo hicimos pero nos arrepentimos', porque todas las víctimas queremos que haya paz, aunque muchas veces hemos tenido que oír barbaridades, a gente defendiendo o no condenando a los terroristas, y eso duele muchísimo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios