El reparto autonómico 30 años de procesos electorales en las autonomías

Un mapa cada vez menos rojo

  • La derrota en Cataluña reduce a siete las comunidades gobernadas por el PSOE, que ha ido perdiendo poder regional, aunque conserva tres bastiones inexpugnables

Comentarios 4

La derrota del PSC y de ERC ayer en las elecciones catalanas, tras la que CiU volverá a gobernar en Cataluña, ha contribuido a dibujar un mapa autonómico cada vez menos rojo, con sólo siete comunidades gobernadas por los socialistas, entre ellas el País Vasco con el acuerdo del PP.

En treinta años de procesos electorales en las comunidades -los primeros comicios regionales se celebraron en 1980- los socialistas han ido perdiendo poder autonómico.

Así, si se toma como perspectiva el establecimiento de la democracia, hoy quedarían nada más tres comunidades -Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura- gobernadas por los socialistas, aunque en el caso de la andaluza, el PSOE-A tuvo que recurrir en dos ocasiones al Partido Andalucista (PA) para poder dirigir la región.

Tras los resultados en Cataluña, el PSOE es el partido gobernante en esas tres comunidades citadas y en País Vasco, Aragón, Asturias y Baleares.

Mientras, el PP preside seis -Castilla y León, La Rioja, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana y Galicia-, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla; CC dirige el archipiélago canario, UPN gobierna Navarra, el PRC lo hace en Cantabria y CiU lo hará en Cataluña.

En mayo de 1983 el mapa territorial era algo más rojo y once comunidades estaban gobernadas por los socialistas, todas, salvo Baleares (AP), Cantabria (independientes y AP), Navarra (UCD), País Vasco (PNV), Galicia (AP) y Cataluña (CiU).

Si se tienen en cuenta sólo las cuatro comunidades históricas, los socialistas han estado poco presentes en sus gobiernos salvo el ya mencionado caso de Andalucía. Así, en Galicia sólo han tenido una ocasión para gobernar, la pasada legislatura, cuando el PSdeG de Emilio Pérez Touriño pudo hacerse con la presidencia de la Xunta en 2005 gracias al acuerdo con los nacionalistas del BNG. Poco duró la alegría en la casa socialista gallega y el año pasado, el PP, encabezado por el actual jefe del Ejecutivo de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, volvió a recuperar el poder.

En las nueve convocatorias electorales del País Vasco, el PNV siempre ha sido la fuerza política más votada, aunque en 1986 el PSE le superó en escaños pero no en sufragios.

Desde 1986 y hasta las elecciones de 2009, el PNV gobernó Euskadi con diferentes fórmulas de coalición, en las que, en varias ocasiones, participó el PSE, el partido que hoy dirige el País Vasco bajo el mandato de Patxi López y gracias al apoyo del PP, que lidera Antonio Basagoiti.

Los socialistas catalanes, por su parte, lograron en 2003 arrebatar a CiU la presidencia de la Generalitat después de 23 años de hegemonía de los nacionalistas en la comunidad catalana, pero para ello tuvieron que recurrir al pacto con ERC e ICV.

Un tripartito que presidió Pasqual Maragall y que reeditó José Montilla hasta las elecciones del 28-N.

De entre las comunidades que accedieron a la autonomía por la denominada vía lenta, Castilla-La Mancha y Extremadura siempre han sido gobernadas por los socialistas, casi como Asturias, donde la única vez que el PP pudo hacerse con la presidencia del Principado fue en los comicios de 2003.

En cuatro de las siete citas electorales de Aragón, el PSOE gobernó sin dificultad aunque con apoyos, en tanto que logró hacerlo también en mitad de la legislatura 1991-1995 gracias a una moción de censura, mientras que el PAR y el PP dirigieron la comunidad tras los comicios autonómicos de 1987 y 1995, respectivamente.

Baleares sólo ha contado con dos legislaturas socialistas (1999 y 2007) -el resto ha gobernado AP primero y PP después-.

Cantabria sólo ha tenido un presidente socialista: Jaime Blanco, pero sólo entre diciembre de 1990 y mayo de 1991.

Canarias fue gobernada por el PSOE en su primera legislatura, tras las elecciones de 1983, aunque entre 1991 y 1993 también presidió la comunidad antes de que prosperara una moción de censura tras la que se formó un Gobierno liderado por las Agrupaciones Independientes de Canarias.

Castilla y León sólo ha tenido un Gobierno socialista, el surgido de los primeros comicios (1983); La Rioja dos (1983 y 1991) y algunos meses de la segunda legislatura gracias a una moción de censura.

Madrid estuvo gobernado por el PSOE las tres primeras legislaturas, al igual que Murcia y la Comunidad Valenciana.

Navarra fue gobernada por el PSOE-PSN tras las elecciones de 1987 y las de 1985.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios