La nueva ley de víctimas del terrorismo echa a rodar en el Congreso

  • Rubalcaba promete una voluntad "más firme que nunca" para acabar con ETA

Con el alto el fuego decretado por ETA como tema de fondo, el Congreso aprobó ayer por unanimidad la toma en consideración de la proposición de ley de reconocimiento y protección integral de las víctimas del terrorismo.

"Hoy estamos más cerca del fin del terrorismo que hace años, y nuestra voluntad es más firme que nunca para acabar con el terror", afirmó el ministro del Interior, Alfredo Pérez rubalcaba, que presentó hace once años el texto que ahora se pretende reformar.

Previamente, en una emotiva intervención, el socialista José María Benegas se refirió al "daño irreparable" y el "dolor inmenso" de las víctimas y destacó que nueva ley será un "avance" que se convertiría en "referente para todos los países con víctimas del terrorismo".

Alfonso Alonso (PP) insistió en la necesidad de introducir "reformas legales para evitar que ninguna franquicia de ETA se cuele en las elecciones".

El portavoz del PNV, Emilio Olabarría, cargó contra Alonso, a quien pidió que "no siga patrimonializando el dolor de las víctimas para conseguir réditos políticos".

Joan Ridao, de ERC, entró de lleno el tema de fondo del asunto y dijo que el alto el fuego anunciado era "positivo" a pesar de que era "necesario un cese definitivo (de la violencia)".

Esta reforma legislativa recoge, entre otras novedades, una nueva tabla de indemnizaciones con efectos retroactivos hasta 1960, así como el reconocimiento de los "amenazados", la prohibición del callejero etarra y la proclamación del 27 de junio como Día de las Víctimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios