Por primera vez en la historia no llegó ningún cayuco a Canarias en abril

  • El Gobierno cifra en un 50% la caída de los inmigrantes que arriban en patera

La llegada de inmigrantes a España en patera se ha reducido en más del 50% en el primer trimestre, según señaló ayer la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, quien se congratuló de que por primera vez en la historia, en abril no ha llegado ningún cayuco a Canarias. En rueda de prensa en Almería, Rumí que supone una "muy buena noticia" al ser la primera vez en la historia que ocurre y se reafirmó en que la lucha del Gobierno en esta materia es "constante".

La secretaria de Estado señaló además que durante el primer trimestre del año la llegada de inmigrantes por esta vía al litoral español se ha situado en la mitad de la registrada en el mismo período del año anterior. Recordó en este sentido que, a lo largo de 2008, también hubo un importante descenso en la llegada de inmigrantes con respecto al año anterior, un descenso cifrado en el 22%.

La secretaria de Estado afirmó que la crisis "claro que está teniendo un efecto" en esta reducción, puesto que el "único efecto llamada" que había hasta ahora era la posibilidad de incorporarse a un puesto de trabajo, lo que constituía el "imán que tenía España para muchos pueblos".

"Como esa posibilidad ya no existe, evidentemente llegan muchos menos inmigrantes", dijo Rumí, quien apuntó que la situación económica es uno más de los factores que han contribuido al descenso en la llegada de inmigrantes en patera.

Entre los otros factores que han permitido esta reducción citó los controles de fronteras, la cooperación en origen y la cooperación al desarrollo, así como el buen funcionamiento de las patrullas mixtas que operan actualmente en Marruecos, Senegal y Mauritania. Rumí defendió que España "da cumplimiento" con el anteproyecto de Ley de Extranjería remitido en abril al Consejo de Estado "a los tiempos y pautas que marca la UE" para trasladar a la legislación nacional la directiva europea que facilita la concesión de permisos de residencia temporales a nacionales de terceros países que cooperen en la lucha contra la trata de seres humanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios