Londres cierra su pasarela con sorpresas y atrevimiento

London Fashion Week ha echado el cierre a sus puertas con una última jornada sorpresiva. Colores atrevidos y metalizados, perros paseando junto a las modelos y hasta traseros al aire ponen el broche a la pasarela de la capital de Reino Unido.

El desfile de Pam Hogg estuvo cargado de extravagancias y originalidad. Desde una novia escasamente vestida con retales de tul hasta exagerados diseños teñidos de intensos colores y adornados con toques metalizados han sido la propuesta de la diseñadora. Con Mulberry llegó la elegancia y el estilo recatadamente sofisticado. Simone Rocha apuesta por el blanco y negro como única tendencia cromática, y finalmente Roksanda Ilincic mostró monos capri con divertidos cuellos y puños. Una última jornada llena de diversión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios