La duquesa, del lado de su hija

  • Cayetana testificará en el juicio que enfrentará a Eugenia Martínez de Irujo con Francisco Rivera por la custodia de la hija que tienen en común. Todo el clan ha cerrado filas en torno a la pequeña de los Alba, su madre la primera, apoyando a la duquesa de Montoro.

Comentarios 2

El enfrentamiento judicial entre Francisco Rivera Ordóñez y Eugenia Martínez de Irujo no ha hecho más que empezar. Si hace algo más de un mes el diestro pedía la custodia de la hija que ambos tienen en común con la intención de que se fuera a vivir con él a Sevilla, ahora hay que sumar que Fran ha vuelto a acudir al Tribunal Eclesiástico para pedir la nulidad de su matrimonio con Eugenia, con la que se casó en 1998 y de la que se separó en 2002. A la hija de la duquesa de Alba le está sobrepasando toda esta situación, ya que, a este paso, no sabe hasta qué punto van a llegar los problemas con el padre de su hija.

El próximo martes 18 se celebra la vista oral para ver qué ocurre con la custodia de la pequeña Cayetana, de 12 años, y aunque Eugenia está bastante intranquila, cuenta con el apoyo de mucha gente. La primera que la está arropando en estos momentos difíciles es su madre. Desde que se enteró de la noticia la duquesa de Alba se posicionó al lado de su hija, tanto que ha decidido declarar por escrito en el juicio. Pero si algo le ha dolido a doña Cayetana es que haya sido el que hasta hace poco era su yerno favorito el que se atreviese a dar este paso. La decepción ha sido tal que el pasado fin de semana no acudió a la corrida Goyesca que Fran organiza cada año en Ronda y a la que ella no solía faltar, algo de lo que avisó hace unos días. "No voy a ir a Ronda a menos que esto se solucione. Me parece muy mal la demanda de Francisco, pero prefiero no hablar de eso. A mí él no me dijo nada".

Pero no es la única que no está de acuerdo con el torero. Parece que su hermano Cayetano Rivera, aunque no se ha manifestado públicamente, tampoco ve con buenos ojos las formas con las que su hermano ha llevado el tema de la custodia de su sobrina, ya que estropea el gran cariño que hay desde hace tantos años entre ambas familias. Así que, en estos momentos, el principal apoyo de Fran está siendo su novia, Lourdes Montes, de la que hace poco ha dicho que es la mujer ideal para tener más hijos. Si a esto añadimos la insistencia con la que el torero solicita la nulidad eclesiástica de su matrimonio con Eugenia, todo parece indicar que tiene muchos planes de futuro junto a la abogada, con la que sale desde hace un año.

Para conseguir los papeles de la nulidad, el torero ha llegado a declarar que es "un conquistador insaciable, incapaz de cumplir con las obligaciones en la pareja" y que cuando se casó lo hizo "por Eugenia y por la presión mediática".

Todo esto está afectando mucho a la duquesa de Montoro, por lo que no se lo está poniendo nada fácil al padre de su hija. El pasado martes Eugenia no asistió a la cita que tenía en el Tribunal Eclesiástico alegando motivos laborales, retrasando así una vez más todo el proceso. Así que de momento habrá que seguir esperando para ver en qué acaba todo este polémico enfrentamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios