Agrede a dos policías para eludir un test de alcoholemia

  • El detenido, que era el copiloto del vehículo, intentó impedir que la conductora se sometiese a la prueba para evitar el positivo

Comentarios 1

El exceso de alcohol al volante es una de las infracciones de tráfico más cometidas entre los conductores. El 2017 se cerró con 2.796 sanciones a conductores granadinos por haber conducido bajo los efectos del alcohol o de las drogas, una cifra ligeramente mayor que la obtenida el periodo anterior, en el que se impusieron 2.780 multas. Sin embargo, hay ocasiones en la que los agentes se enfrentan a ciertos problemas a la hora de practicar el test de alcoholemia. Precisamente, esto le ocurrió a una patrulla de la Policía Local de Granada el pasado día 10 de febrero a las ocho de la tarde.

Una unidad adscrita al grupo de Seguridad Ciudadana de la Policía Local que se encontraba en la calle Neptuno de la capital granadina, apreció a un coche cuya conductora parecía mostrar claros signos de embriaguez.

A tenor de ello, los agentes dieron el alto al vehículo y solicitaron la presencia del equipo de Atestados para que se le practicase el correspondiente test de alcoholemia a la conductora.

Nada más llegar al lugar, cuando los policías intentaron proceder a efectuar el control, el acompañante de la infractora trató de impedir que se realizase la prueba "mostrándose cada vez más violento y lejos de tranquilizar a su pareja comenzó a increpar e insultar a los agentes actuantes, abalanzándose sobre estos efectivos propinándole a uno de ellos un puñetazo en el cuello", tal y como relataron fuentes policiales.

Finalmente, los agentes pudieron proceder a la realización de la prueba de alcoholemia, cuyo resultado fue de 0,85 mg/l, lo que supone una tasa superior a la permitida, por lo que el incidente culminó con la detención de agresor por "atentado contra la autoridad" y la correspondiente sanción a la conductora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios