El Albaicín, un 'parque temático' del que nadie se hace responsable

  • La situación del barrio empeora sin que se dé una respuesta · La confrontación política hace que unos y otros hablen del abandono sin dar una solución al problema

Comentarios 5

"El Albaicín es un enfermo que hay que meter en la UCI". Así calificaba Miguel Valle, hasta ahora director de la Fundación Albaicín, la situación en la que se encuentra el barrio en una entrevista concedida a Granada Hoy al tiempo que hacía un llamamiento a las instituciones para que busquen el consenso y actúen con urgencia en el enclave Patrimonio de la Humanidad. Nada más lejos de la realidad. El Ayuntamiento de Granada, la Junta de Andalucía y el Gobierno central tienen competencias en el Albaicín pero es una situación que sólo ha servido para que unos y otros se pasen la bola sin solucionar los problemas de los vecinos, que son los que en definitiva sufren la situación. Ayer se vivió de nuevo la falta de entendimiento y la confrontación en la Plaza del Carmen.

Por una parte, Juan Antonio Fuentes, concejal de Personal, Organización y Servicios Generales, aseguró que el mandato de José Torres Hurtado ha tomado cartas en el asunto intentando solucionar la situación. "Ha sido el que más calles ha remodelado y donde mayor inversión por habitante se ha hecho", apuntó Fuentes, que señaló que la Junta de Andalucía retrasar las obras que se realizan en el Albaicín. " Parece que para el anterior delegado de Cultura de la Junta, Pedro Benzal, uno de sus mayores entretenimientos es paralizar las obras", explicó. Con esta idea coincide Juan García Montero, concejal de Cultura y portavoz del equipo de Gobierno municipal. "Hay que dejar claro que las competencias de patrimonio son de la Junta exclusivamente", explicó García Montero. "Soy consciente de los problemas que padece el Albaicín pero hay que verlos con objetividad", respondió de esta forma a las declaraciones que hizo ayer la viceportavoz del grupo socialista del Ayuntamiento de Granada, María Escudero.

Escudero acusó al PP de ver como una carga la declaración del Albaicín como patrimonio de la humanidad por la Unesco. "El Ayuntamiento lo considera una desgracia", aseguró la portavoz del grupo socialista. "La intervención del Albaicín requiere de la colaboración absolutamente estrecha con la Junta", declaró Escudero. Juan García Montero quiso resaltar que no se trata de colaboración sino de responsabilidad. "La competente es la Junta de Andalucía", explicó el concejal de Cultura.

Juan Antonio Fuentes señaló que con el cambio de delegado en la Administración autonómica esperan que la situación mejore. "Estamos en conversaciones y seguramente de ahora en adelante serán muy fructíferas", comentó Fuentes, idea que apoyó el concejal de Cultura. "Consideramos que se abre una nueva vía y estamos dispuestos a trabajar con la Junta para buscar soluciones", añadió García.

Por su parte Izquierda Unida también quiso posicionarse ante el polémico asunto y pidió al alcalde de Granada que aporte su opinión sobre las declaraciones de Valle. "Las palabras del ex director de la Fundación Albaicín ponen de manifiesto que la política del Partido Popular ha sido un fracaso", criticó Francisco Puentedura, portavoz de IU en el Ayuntamiento.

Sea como fuere el Albaicín se encuentra en una situación crítica que ha de solucionarse con la mayor brevedad posible, de no ser así se convertirá en un indeseado "parque temático" y acabará con la identidad del barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios