El Ayuntamiento fecha en 9 meses el fin de las obras del Auditorio Falla

  • El retraso por "mala planificación" en el inicio de la rehabilitación del que se quejan IU y la Asociación de Amigos de la OCG no afectará a los plazos iniciales previstos

El retraso en el inicio de las obras de rehabilitación del Auditorio Manuel de Falla no supondrá finalmente una dilatación en los plazos previstos para la reapertura del centro a su actividad habitual. Eso es, al menos, lo que ayer aseguró el gerente del Auditorio, José Luis Carmona, quien estimó que los trabajos de rehabilitación más importantes estarán terminados a mediados del mes de octubre según le ha informado Acciona, la empresa a la que le fue adjudicada la intervención.

La necesidad de reforma del edificio diseñado por José María García de Paredes se contempló por primera vez en la partida de los presupuestos que la Gerencia de Urbanismo presentó en 2007, según se quejó ayer públicamente la portavoz del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento, Lola Ruiz Domenech, quien se desplazó hasta el centro para comprobar in situ el avance de las obras. "En 2007 se incluyó una partida de 2.000.000 euros que no se ejecutó. Se volvió a incluir en los presupuestos de 2008 y, finalmente, en los presupuestos de 2009 apareció de nuevo, por lo que es una inversión que ya tiene un trienio", destacó Ruiz.

El equipo de IU, al igual que los miembros de la Asociación de Amigos de la OCG, manifestaron su preocupación por un retraso que "está repercutiendo ya" en problemas para la orquesta tanto económicos -el alquiler de la sala García Lorca del Palacio de Congresos y su adecuación técnica junto al traslado de los ensayos al Teatro José Tamayo de la Chana supone un incremento de más de 100.000 euros en el presupuesto-, como artísticos, debido a que la inferior calidad acústica que ofrece el Palacio de Congresos en comparación con el Auditorio Falla.

"El Ayuntamiento nos hizo la promesa de que las obras se iniciarían una vez terminada la temporada pasada, pero no fue así. Todos los retrasos han sido el resultado de una mala planificación. Los proyectos se deberían haber encargado antes y trabajar en paralelo mientras la orquesta seguía con sus conciertos, porque después todo se retrasa y hay que pasar demasiados filtros. Llevamos más de siete meses de retraso; las obras han comenzado en los primeros días de febrero y así va a ser imposible que el Auditorio esté a punto para celebrar el 20 aniversario de la orquesta", apuntó la directora de la Asociación de Amigos de la OCG, María José Gómez.

Por el momento, la parte más avanzada del proyecto es la que afecta al exterior del Paseo de los Mártires. La segunda, que se encarga de todo lo relativo a la cubierta exterior, conllevará más tiempo. Se trata de solucionar los problemas estructurales del edificio, así como eliminar las humedades de la fachada debido a la mala canalización del agua que existe actualmente. Además, la rehabilitación también contempla el arreglo de la climatización, donde es necesario invertir el sistema de impulsión del aire.

Por último, y ya fuera del plazo de mediados de octubre previsto por el Ayuntamiento, la última fase de las obras se encargará de la adecuación del vestíbulo y de los aseos y de la actuación en el patio de butacas.

El principal deseo de la Asociación de Amigos de la OCG se centra ahora en que el público se vea "lo menos afectado posible" por este retraso que ya está teniendo consecuencias negativas directas en lo artístico: "Los músicos lo están pasando mal porque justo ahora existía un muy bien ambiente de todos los sectores. Estamos teniendo paciencia porque hay muy buena voluntad por parte de todos, pero es importante en este mundo que la gente no se desanime ni pierda la ilusión en este proyecto. Los costes están siendo muy altos y una ciudad como Granada y su gente se merece que todo vuelva pronto al escenario que se merece".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios