El Centro Lorca pide a Ferrovial acelerar las obras para funcionar en primavera

  • La empresa ralentizó los trabajos en agosto al no tener garantías de que las administraciones asumirían los 3,5 millones de sobrecoste · El pacto alcanzado el jueves era la condición 'sine qua non' para abordar el final

Todo gran proyecto depende de muchos factores, pequeños eslabones de una enorme cadena que son esenciales para alcanzar el éxito. En el caso del Centro Lorca, el eslabón más importante en este momento -la financiación de los 3,5 millones de euros de sobrecoste de las obras- ya está asegurado, gracias al pacto al que el pasado jueves llegaron las cuatro administraciones implicadas, lo que traerá una consecuencia más que positiva: la aceleración de las obras del centro de la Romanilla.

Y es que Ferrovial decidió bajar el ritmo de los trabajos en agosto manteniendo a menos personal en los trabajos. Al llegar al final de las obras, la empresa quería saber claramente que no iba a ver ningún problema y decidió no avanzar para tener capacidad de presión. Así, según valoró ayer el director de la Oficina Técnica, Juan Tomás Martín, "nunca se llegó a parar la obra, pero había menos personal porque querían saber cómo se iba a desarrollar todo el proceso final y solapar la construcción también a toda la parte del equipamiento".

"Ferrovial aprovechó el mes de agosto para solicitarnos la clarificación de cómo va ser el marco final de todo porque estaban viendo en la prensa que nadie estaba dispuesto a resolver el escollo", señaló.

Pero ahora, tras la decisión de la Junta, el Ministerio, la Diputación y el Ayuntamiento de arrimar el hombro, es previsible que los trabajos se retomen a toda marcha. No en vano, el acuerdo institucional era, según el responsable, "una condición necesaria para poder abordar todo el final, ya que antes teníamos la garantía financiera suficiente para cerrar este acuerdo con todos los que están haciendo las obras".

En términos de consecuencias, tras el pacto de las cuatro administraciones, habrá conversaciones, en el marco de la comisión técnica nombrada, con todos los afectados -entre ellos Ferrovial- para establecer la fecha de apertura.

Para ello, Ferrovial ha estado analizando realmente cuál es el tiempo que precisan para acabar la obra. Ese documento ya se presentó en la reunión del consejo rector y ahora la comisión técnica tendrá que determinar el calendario definitivo y poder anunciar así la fecha de inauguración porque de ella dependen las actividades que la Fundación Lorca está programando.

El objetivo es que las obras finalicen a finales de este año para que el centro pueda estar en marcha en 2011. El cierre de la fecha de apertura es esencial para la programación de las actividades previstas, por lo que ahora Ferrovial tendrá que cumplir su parte: un plan de trabajo controlado de forma exhaustiva semanalmente para que la fecha de apertura que se anuncie sea la definitiva.

A la inauguración del centro asistirá el Nobel de Literatura irlandés Seamus Heaney. Además de la poesía, que será uno de los ejes de los actos previstos, el edificio quiere abarcar todas las disciplinas que interesaban al poeta de Fuente Vaqueros, desde las artes plásticas hasta la pedagogía y la educación, pasando por el teatro y la música.

El centro abrirá sus puertas con una exposición sobre Poeta en Nueva York, con una muestra de manuscritos procedentes de los fondos de la neoyorkina Biblioteca Morgan, de la de Boston, y de otros préstamos particulares, además de los de la propia Fundación, que se completarán con algunas de las obras más importantes en torno al poemario que cumple este año el 70 aniversario de su primera edición. Además, están en producción tres obras de teatro que se llevarán al escenario del centro. La primera de ellas es la Comedia sin título, que se completará con textos de El sueño de una noche de Verano, de William Shakespeare y contará con la dirección del argentino Juan Carlos Corazza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios