El comité de Clece defiende a la acusada de agredir a una anciana

  • Los trabajadores insisten en su "profesionalidad" durante los últimos ocho años

Los trabajadores de la empresa Clece, adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio en Granada, han defendido la "profesionalidad" de la cuidadora denunciada por posibles malos tratos a una anciana dependiente y le han mostrado su apoyo después de que haya sido suspendida de empleo y sueldo hasta que se aclaren los hechos.

El presidente del comité de empresa de Clece, Sergio Santander (UGT), informó ayer de que esta trabajadora lleva más de ocho años prestando sus servicios "con total profesionalidad y entera satisfacción entre los usuarios", por lo que ha lamentado que "se le esté sometiendo a un juicio paralelo privándola de su derecho a la presunción de inocencia".

De hecho, advierte de que al cuestionar el comportamiento de esta profesional "se está poniendo en el punto de mira a todo un colectivo de más de 600 trabajadores que atiende a más de 4.000 personas en Granada capital y que desde hace más de 30 años se dedican a cuidar a los mayores y dependientes, llevando a sus hogares además de cuidados profesionales, compañía, cariño y apoyo emocional".

Además, ha opinado que "dada la especial fragilidad de las personas dependientes a las que se presta este servicio", la situación podría provocar en las mismas "incertidumbre e inseguridad", ya que estos trabajadores son, en muchas ocasiones, "las únicas personas con las que tienen contacto en su vida cotidiana".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios