Detenida una mujer que conducía sin carné y de forma temeraria

  • Chocó con un autobús, aunque sin causar daños, cuando huía de la policía en una salida de la Circunvalación

En la carretera, la diferencia entre un susto y una auténtica tragedia es casi siempre una simple cuestión de suerte. Sólo dos días después de que el conductor de un todoterreno provocara un accidente con nueve víctimas mortales en Benalmádena (Málaga), una mujer estuvo a punto de hacer lo propio en la circunvalación de la capital granadina. Fue detenida por agentes de la Policía Local. Lo que sigue, por fortuna, es el relato de lo que sucedió, y no de lo que pudo suceder.

Según consta en el atestado de la Policía Local, los hechos ocurrieron poco después de las dos y media de la tarde del lunes, cuando los agentes, mientras circulaban en caravana -debido al denso tráfico- por el carril de desaceleración de la salida número 125 de la A-44, en sentido Jaén, observaron que un Mercedes SLK-230 y con matrícula 28429-B-9 (lo cual denota que es extranjera) circulaba por el arcén, a una velocidad "excesiva e inadecuada para las condiciones del tráfico, rebasando a los vehículos que estaban detenidos".

Procecieron a darle el alto, pero la única ocupante del vehículo, una brasileña que responde a las iniciales Z.R.M. y de 41 años, hizo caso omiso y continuó a la misma velocidad.

Al llegar a la salida de la circunvalación -tras la bajada se llega a una rotonda por la que se puede salir hacia el aeropuerto y Málaga- la conductora, "con una clara intención de evadir la presencia policial", se introdujo entre el denso tráfico del carril de desaceleración "creando una clara situación de peligro al obligar a los conductores a frenar bruscamente para evitar la colisión".

Tras lo anterior, aceleró bruscamente para salir del entronque descendiente y, "sin adoptar la más mínima medida de seguridad", irrumpió en el carril de circulación, en sentido Jaén, cortando la trayectoria de un autobús Pegaso 5123 y con matrícula 3768 CWC, al que llegó a alcanzar.

"Pese al accidente continuó su fuga y haciendo caso omiso a las indicaciones, siguió a gran velocidad por la autovía, en sentido Jaén, cambiando continuamente de carril y obligando a los vehículos a desviar su trayectoria para evitar su colisión", continúa el atestado, que revela que el velocímetro del vehículo que perseguía a la brasileña marcaba los 140 kilómetros por hora.

Finalmente, el coche fue interceptado en la salida de Pulianas y los policías detuvieron a la mujer y comprobaron que, además, carecía de permiso de conducir. No consta si el coche era suyo, pero tampoco estaba reclamado. La conductora no iba bebida. Era consciente de lo que hacía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios