Educación defiende su protocolo ante un 'aprobado de despacho'

El delegado de Educación de la Junta, Germán González, defendió ayer el procedimiento de revisión de notas y la labor de la inspección educativa tras la denuncia por un supuesto 'aprobado de despacho' en el instituto Montevives de Las Gabias, después de la reclamación por un suspenso en inglés. El delegado se pronunció en estos términos después de que la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía haya anunciado una denuncia ante el juez en que apunta a tres cargos de la Delegación de Educación en Granada, además del director, la secretaria y otros dos profesores del instituto de Educación Secundaria Montevives, de Las Gabias, por subir de un cuatro a un cinco la puntuación en inglés de una alumna tras una revisión.

Está "todo en orden", explicó Germán González, que aseguró que la Junta pondrá a disposición del juez cuando tenga conocimiento de la denuncia toda la documentación sobre el caso, en el que Educación no tiene "nada que ocultar ni nada" que apunte a "una mala praxis" en la revisión de la nota, tras la reclamación de la madre de la alumna. Los servicios de inspección de Educación actuaron "para velar por el procedimiento" en el marco de "las normas del protocolo de garantías" establecidas para estos casos, una vez que la profesora que suspendió a la alumna presentó, ante la propuesta de nota planteada por el propio departamento del centro, una reclamación en la Delegación, la cual no fue admitida.

En este sentido, y según prosiguió el delegado de Educación, la Junta se ha limitado a "aplicar las garantías de evaluación que existen", por lo que, "en ningún caso, puede hablarse de que sea un aprobado de despacho, porque la modificación de nota" se realizó por otros compañeros de la profesora en el mismo centro, conforme al procedimiento establecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios