El Gobierno descarta compensar a Granada por el aislamiento ferroviario

  • Antonio Sanz tacha esta propuesta de "demogogia" y pide lealtad a las instituciones porque la llegada de AVE depende de las pruebas de seguridad

Comentarios 1

El Gobierno no se plantea compensar a Granada por los más de 1.000 días de aislamiento ferroviario, después de que el Ayuntamiento y la Diputación reclamaran 417 millones en concepto de 'daños' por las pérdidas que los casi tres años sin trenes han causado en el turismo. El delegado del Gobierno, Antonio Sanz, tachó ayer esta propuesta de "demagogia" y señaló que las valoraciones del alcalde, Francisco Cuenca, "no se sostienen porque buscan la confrontación. "Algún representante político debería preocuparse más de garantizar el cumplimiento de sus propios compromisos, porque estas declaraciones son la propia demostración de sus incapacidades respecto a su propia gestión", continuó el delegado, que visitó Granada un día después de que mil personas se manifestaran por un AVE de primera para la provincia.

Una de las reclamaciones que planteó la Mesa del Ferrocarril es que el Ministerio de Fomento concrete los plazos para el comienzo de la explotación comercial de la línea Antequera-Granada, a lo que Sanz contestó que el Gobierno está "cumpliendo" su compromiso después de que las obras terminaran en el plazo fijado. El delegado del Gobierno reclamó "lealtad institucional" y volvió a insistir, como en sus últimas comparecencias en Granada, que la puesta en marcha del AVE depende del desarrollo de las pruebas de seguridad y del permiso favorable de la Agencia de Seguridad Ferroviaria, que es quien tiene la última palabra para que el AVE llegue a la estación de Andaluces. "No entiendo las manifestaciones de algunos representantes políticos porque hubo que esperar muchos meses para que los tranvías se pusieran en marcha porque había que garantizar la seguridad, esos mismos son los que ahora quieren saltarse las pruebas de seguridad y nosotros no vamos a ser los responsables de poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos", denunció el delegado, que remarcó que, en el escenario actual, "la voluntad política no marca la fecha de inicio de la alta velocidad".

"Todos queremos que el AVE llegue cuanto antes, pero sin poner en riesgo la seguridad, las obras ya han terminado en plazo y hemos cumplido con nuestro compromiso", concluyó el delegado del Gobierno un día después de que se pidiera en las calles la reconexión inmediata por Moreda con trenes convencionales, punto en el que defendió que la prioridad en este momento es que llegue el AVE.

Desde el inicio oficial de las pruebas el 1 de diciembre, Adif ha estado trabajando "intensamente" en las instalaciones de señalización y, en la actualidad, se está realizando el ajuste previo a las pruebas de concordancia de los enclavamientos y el Centro de Control Central, mientras que en paralelo se están acometiendo las tareas relacionadas con la ingeniería software. Próximamente volverá a salir de la cochera el tren laboratorio Séneca para garantizar la seguridad de la línea y comprobar la vía y la catenaria. Toda la documentación de seguridad se entregará a los responsables de circulación para que comiencen las pruebas dinámicas con tren, que se realizan tanto por el fabricante como por expertos de Adif reproduciendo todas las condiciones de circulación que pueden darse, incluyendo alcanzar la máxima velocidad.

A continuación, la Agencia de Seguridad tendrá que dar el permiso para que Renfe entre en escena para verificar el comportamiento de los trenes y la formación de los maquinistas, que es la fase final y que en ningún caso puede solaparse con el resto de las pruebas. Será el momento en el que Granada salga del aislamiento ferroviario aunque para ese día todavía no hay una fecha concreta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios