Granada tiene sólo tres alergólogos para atender a toda la provincia

  • El único servicio está en el Hospital Clínico, por lo que los especialistas solicitan que exista personal en los centros comarcales · Las esperas para realizarse una prueba pueden prolongarse hasta 8 meses

Comentarios 1

El porcentaje de población alérgica cada vez crece más y no sólo por la reacción a los pólenes o insectos sino por otras alergias que están repuntando como las de alimentos o productos y sustancias químicas. Pero el número de especialistas médicos para atender a estos pacientes no se corresponden con la realidad. En la provincia de Granada hay sólo 3 alergólogos en un único servicio de Alergología, el del Hospital Clínico San Cecilio.

Estos tres profesionales tienen que atender a una población de 924.550 habitantes que tienen la provincia según los últimos datos del INE. Contando con que las estadísticas indican que la alergia afecta al 25% de la población, sus usuarios diana serían 231.137 personas.

Una plantilla insuficiente sobre todo si se tiene en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que propone un especialista por cada 50.000 habitantes. Según los datos de Granada, la provincia debería contar con 18 especialistas pero sólo tiene 3, que tocan a más de 300.000 pacientes potenciales en cartera.

Este déficit se repite en todas las provincias andaluzas, por lo que ante esta realidad desde la Alergosur reclaman más profesionales para atender la demanda. Especialistas que proponen que se incorporen a los hospitales comarcales o centros hospitalarios de alta resolución para poder atender a la población que reside en las zonas más lejanas a la capital y reducir la saturación de los servicios.

Una de las consecuencias de esta situación es el retraso, por ejemplo, en la realización de pruebas de la alergia. "Hacemos lo que podemos. Según los casos, si hay pacientes derivados desde los centros de salud con síntomas como rinitis, rinoconjuntivitis o asma llegan pronto y se ven en uno o dos meses. Pero si no la espera puede estar entre los seis y los ocho meses", señala la alergóloga del hospital Clínico San Cecilio de Granada María José Rojas Vílchez.

Con esta plantilla lo que también se hace es que los médicos de familia estudien directamente a sus pacientes o posibles asmáticos.

Lo que depende exclusivamente de los alergólogos son las unidades de Inmunoterapia, donde se prescribe la vacuna a los alérgicos que por su situación se pueden beneficiar de este tratamiento. Hay vacunas ya para el polen del olivo, gramínea y otros alergenos. "Se suele indicar una al mes durante tres o cinco años y generalmente da buena respuesta", matiza Rojas. En este caso, por la dificultad de acceso de muchos pacientes a la unidad hospitalaria se puede indicar su administración en centros de salud.

"Las vacunas según la OMS pueden tratar los síntomas y los mejora de forma que se puede conseguir que la enfermedad no progrese", incide la alergóloga, que asegura que cada vez hay más alérgicos entre la población joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios