Honores para los protectores de la naturaleza

  • El Palacio de Carlos V fue el escenario de los XVI premios de Medio Ambiente de la Junta

Comentarios 1

Aprendí secretos de melancolía, / dichos por cipreses, ortigas y cedros; / supe del ensueño por boca del nardo / canté con los lirios canciones serenas./ (...) / Yo comprendo toda la pasión del bosque: / ritmo de la hoja, ritmo de la estrella. / La poesía de Federico García Lorca y la música se aliaron ayer para ensalzar la belleza de la naturaleza y reconocer la labor de sus silenciosos protectores en la XVI edición de los premios de Medio Ambiente, que no pudo desentenderse ni del escenario -el Palacio de Carlos V-, ni de las efemérides que hacen del 5 de junio de 2011 un día destacable el calendario: el 113 aniversario del nacimiento del poeta granadino y la celebración del Día Internacional del Medio Ambiente, consagrado este año a los bosques.  

El sentido homenaje que la Consejería de Medio Ambiente rindió en el Palacio de Carlos V a los diez colectivos, empresas y particulares de Andalucía comprometidos con la defensa de la naturaleza fue conducido por el presentador y poeta Carlos María Ruiz -que no paró de recitar versos de diferentes poetas durante todo el acto-. La encargada de inaugurar y de cerrar la entrega de premios fue la artista Chili Valverde, que puso música a los versos de García Lorca y a un poema inédito de Juan Ramón Jiménez en una noche en la que el viento se sumó a la fiesta. Y también una decena de indignados del 15-M, que hicieron aparición el acto con protestas por la gestión de Cetursa y la construcción de la Ronda Este, llegando a subirse al escenario y a interrumpir las actuaciones y discursos de premiados y organizadores.

La primera en intervenir -antes de que los indignados se manifestaran- fue la anfitriona, la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, que dio las gracias  por celebrar la fiesta de la cultura natural en un recinto como el monumento nazarí, "también un paisaje natural".

Tras la entrega de premios de las ocho modalidades, que recayeron en diez colectivos, empresas y particulares, fue el turno del consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, que acompañó sus palabras con fragmentos del ensayo El Trabajo gustoso de Juan Ramón Jiménez. "Queremos reconocer a las personas y organizaciones que con una labor callada, constante y comprometida hacen grande la protección de la naturaleza", aseguró el consejero, que recitó su oración de cabecera: Tira la piedra de hoy, / olvida y duerme. Si es luz, / mañana la encontrarás,/ante la aurora, hecha sol. / 

Pero, obviamente, la poesía no impidió que durante su discurso Díaz Trillo hiciera referencia a aspectos más profanos, aunque fundamentales. "La labor de estos colectivos es una exigencia para nosotros, nos mantiene alerta", explicó el consejero, destacando el trabajo que realizan como impulsores de las actuaciones de la administración autonómicam que no dejó pasar la oportunidad de echar mano del Llanto por Ignacio Sánchez Mejías para hacer referencia al agravio por las acusaciones infudandas de Alemania contra los pepinos andaluces. 

También hubo tiempo para recordar la alarmante situación que atraviesa el planeta, que necesita urgentemente un cambio. Así que el consejero, ante un público ganado de antemano para la causa, abogó por apostar de forma decidida por lo sostenible, "un camino necesario" porque la economía y la agricultura "serán sostenibles, o no serán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios