Hoteles y restaurantes reducen al mínimo la contratación extra por miedo a la crisis

  • Los empresarios turísticos optan por no arriesgarse ante la falta de reservas y las malas previsiones

Si bien no puede hablarse de contratación cero -en la Costa Tropical sí que se han reforzado las plantillas, aunque mucho menos que en años anteriores-, también lo es que muchos de los trabajadores de la hostelería que confiaban en ser contratados este verano se quedarán en las listas del paro. El presidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, Julián Martín, señaló que la contratación extraordinaria para el periodo estiva "se ha reducido al mínimo".

Los motivos son bastante obvios: los precios se han reducido drásticamente, la rentabilidad de los hoteles cada vez es menor y las previsiones no apuntan a que la situación vaya a mejorar en los próximos meses. "El empresario no se fía. Como no hay planning de reservas, no se contrata", señaló el presidente de los hosteleros, que recordó que en verano los establecimientos turísticos de Granada suelen elevar sus plantillas entre un 10 y un 20% pero que este año prácticamente todos los negocios turísticos "van a mantener el número de trabajadores del resto del año".

El secretario general y portavoz de la Asociación de Hospedaje, Rafael Piñar, explicó que si se compara el volumen de contrataciones que los hoteles van a llevar a cabo este verano con el del verano de 2007 (el del año pasado no vale porque los refuerzos de plantilla ya se vieron afectados por la crisis económica) el descenso de la contratación extraordinaria podría cifrarse en un 20%. "Nadie se quiere arriesgar a hacer contrataciones porque hay un pánico generalizado ante la crisis. Los empresarios prefieren actuar con cautela", añadió Piñar, que señaló que más que en contratar, los empresarios del sector están pensando en reducir plantilla obligados por las circunstancias.

En la Costa Tropical la situación es bastante parecida. Aunque los hoteles de los principales destinos de playa de la costa granadina sí que han reforzado sus plantillas (sobre todo porque durante la mayor parte del año está reducida al mínimo), la contratación "ha bajado en casi todos los grandes establecimientos", según informó el secretario general de la Asociación de Hoteleros de la Costa Tropical, Rafael Lamelas. El razonamiento es el mismo. Si la ocupación no es buena y los hoteles no van a llenarse, se puede sobrevivir con una plantilla muy reducida. "Se nota la crisis y la gente no sale con tanta alegría. Además, cuando lo hace busca la opción más barata y, aunque hay muchas ofertas y promociones, los turistas buscan apartamentos más baratos", apuntó el hotelero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios