IU cambia de postura y dice que ve "con preocupación" el proceso

  • La formación se mostró el lunes totalmente a favor de la unión de las cuatro cajas

El coordinador provincial de IU en Granada, Manuel Morales, ha cambiado de opinión en cuestión de días. Si el lunes dijo que la fusión fría le parecía positiva "porque garantiza plenamente la identidad de CajaGranada, su fidelidad territorial, el respeto a los trabajadores y su carácter cien por cien público", ayer admitió que veía el proceso "con preocupación y recelo".

Se debería al cierre de oficinas y a las prejubilaciones -en ningún caso despidos, según aseguran desde la caja- que conllevará el proceso, algo que, según Morales, "no es coherente con los principios de conservación del empleo y lealtad territorial que siempre hemos defendido".

Morales abogó por un nuevo escenario: volver a estudiar la posibilidad de que las tres cajas andaluzas se unan, esta vez bajo la figura del SIP.

Entre las declaraciones del lunes y las de ayer, el coordinador regional de IU, Diego Valderas, criticó abiertamente la fusión fría. "Andalucía pierde una caja y Madrid gana un banco", resumió.

También los sindicatos se refirieron a la cuestión de las prejubilaciones y el cierre de sucursales. CCOO pidió que en los ajustes laborales que conlleve la fusión se tenga siempre en cuenta la "voluntad" de los trabajadores. Su secretario provincial, Ricardo Flores, insistió en que el proceso de integración ha sido "precipitado".

UGT, en cambio, dijo que respaldaría medidas como una posible reubicación del personal, "siempre que sean negociadas y supongan una mejora en la gestión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios