Luces intermitentes

  • Granada lucirá sus adornos navideños desde mañana, pero apagará la luz tras el puente hasta el día 17 para ahorrar

Los rigores presupuestarios también se van a notar en las próximas jornadas, en las que el espíritu navideño tendrá que convivir con las apreturas económicas de buena parte de los ayuntamientos de la provincia. Así, todos los consistorios consultados por este diario reconocen que tomarán diferentes medidas para ahorrar en la factura de la luz que supone la instalación de los tradicionales adornos navideños, aunque ninguno está dispuesto a prescindir de un elemento que está, a estas alturas, tan ligado a estas fiestas como el belén o la bandeja de mantecados.

Donde más visible será el ajuste será en la capital, donde las luces se encenderán mañana viernes para apagarse después del puente de la Inmaculada. Eso sí, volverán a adornar las calles más importantes de la capital a partir del 17 de diciembre hasta el 6 de enero, día en el que se apagarán hasta dentro de doce meses. En total, con esta medida se prevé ahorrar unos 4.000 euros, un pico nada desdeñable, sobre todo si se tiene el cuenta que el presupuesto de esta partida asciende hasta los 180.000 euros, a los que hay que sumar otros 10.000 en consumo eléctrico, según explicó el concejal de Mantenimiento, Vicente Aguilera. El edil subrayó que en la capital lucirán un millón de puntos de luz que decorarán toda la ciudad ya que el recorte, según Aguilera, no dejará ninguna zona sin iluminar. Eso sí, a causa de las obras, los adornos de Ángel Ganivet se trasladarán a Alhóndiga y Puentezuelas. Esta decisión no supone que se desvista un santo para vestir a otro, porque los soportales de la calle Ganivet -que no están cerrados- sí estarán adornados.

La misma medida de hacer un ahorrativo paréntesis en el encendido navideño ha sido adoptada por el Ayuntamiento de Baza, que, además, concentrará la iluminación en las zonas más comerciales de la localidad. En total, el Consistorio bastetano aportará 25.000 euros para que el municipio luzca durante el próximo puente y en Navidad.

Más comedido es si cabe Huéscar, que empleará 20.000 bombillas tipo LED para adornar sólo los fines de semana hasta que lleguen las fechas más señaladas. De este modo, el primer teniente de alcalde, Manuel García Domínguez, estima que se conseguirá un ahorro del 70%.

Otra medida para gastar menos en esta partida ha sido la supresión de elementos decorativos. Es el caso de Loja. Según explica su concejal de Fiestas, Juan Cobos, el presupuesto para este año será de unos 18.000 euros, lo que supone un importante recorte de hasta 7.000 euros con respecto a 2009. Para conseguir este nivel de ahorro, el Consistorio lojeño ha decidido eliminar los árboles navideños de algunas zonas, al tiempo que ha repartido más adornos por las calles secundarias. Desde hace varios años Loja cuenta también con luces LED, que consumen menos energía. Está previsto que el alumbrado se inaugure del 15 al 20 de diciembre y luzca hasta Reyes.

En Órgiva también se va a recortar por la vía más sencilla. Según fuentes municipales, si en años anteriores se le daba al interruptor antes del puente de la Inmaculada, este año se esperará al 18 de diciembre. Además, habrá menos arcos. Entre las dos medidas, el Ayuntamiento orgiveño prevé recortar unos mil euros con respecto al presupuesto del año pasado.

La apuesta por bombillas de bajo consumo es común en todos los ayuntamientos consultados. Así, en Ogíjares el cien por cien del alumbrado será de tipo LED. Para ajustar las cuentas, esta partida ha sufrido un sustancial recorte, según fuentes del propio Ayuntamiento, que estima que de los 32.000 euros que se gastaron en las Navidades del año pasado se pasará a una inversión de apenas 3.000.

En otro municipio del Área Metropolitana, Santa Fe, no se harán modificaciones sustanciales con respecto al año pasado, en el que sí hubo un ajuste importante en el número de puntos de luz. El viernes 17 se procederá al encendido de los 26 arcos de luz con bombillas de bajo consumo que adornarán el centro histórico santaferino, esto es, los cuatro arcos y las calles Real, Cristóbal Colón e Isabel la Católica. La novedad, según informa el Ayuntamiento, estará en el diseño de los adornos, que también alumbrarán las pedanías de El Jau y Pedro Ruiz.

Ya en la Costa, la situación varía en función del municipio consultado. En Motril, por ejemplo, el alumbrado lucirá desde el próximo sábado hasta el 6 de enero. Serán 658.785 bombillas -repartidas en 220 arcos, un pino de treinta metros, otro de cinco y decoración de 42 árboles- los que den ambiente a una localidad que, pese a este despliegue, estima que ahorrará hasta 270.000 euros en los últimos cuatro años en motivos navideños, además de un 50% en consumo energético, hasta los 20.000 euros.

En Almuñécar también se saca pecho a costa de las luces de Navidad. El Ayuntamiento ha decidido adelantar a mañana mismo el alumbrado con motivo del puente de la Inmaculada. El objetivo es que tanto los vecinos como los visitantes "se animen a salir y disfrutar del ambiente", según la concejal de Fiestas, Inmaculada Callejas. La edil también explica que, a pesar de que se haya adelantado el día del alumbrado, se va a ahorrar. "Hemos intentado hacer un reparto equitativo", explica Callejas. En total, el montaje de la decoración luminosa tendrá un coste de unos 66.000 euros.

Más modestas son las cifras que se manejan en el tercer municipio costero. En Salobreña adornarán el pueblo con 9.000 euros. A pesar de esto, se ha conseguido alumbrar dos nuevas calles, Constitución y Antequera, dos de las más importantes del Casco Antiguo. En este caso, el alumbrado se dejará para el 15 de diciembre. Además, esos 9.000 euros son una inversión para ahorrar en el futuro, ya que se emplean en comprar las bombillas, que podrán ser reutilizadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios