Máquinas que entienden las necesidades de las empresas

  • La OTRI está desarrollando un sistema que aplicará la inteligencia artificial a la búsqueda de sinergias entre la oferta tecnológica de la UGR y la demanda social

¿Y si un sistema informático se encargara de tender puentes entre grupos de investigación y empresas? ¿Y si ese sistema fuera capaz de buscar afinidades o puntos de encuentro entre la actividad de unos y otros y les informara de sus conclusiones? La Oficina de Trasferencia de Resultados de Investigación (OTRI) está diseñando en colaboración con un grupo de investigación un proyecto para aplicar las técnicas de inteligencia artificial a la búsqueda de sinergias entre la oferta tecnológica de la Universidad y la demanda de las empresas.

"Muchas veces el conocimiento que se genera en la Universidad se queda en los cajones de los despachos y no se aplica, mientras que hay empresas que tienen necesidades tecnológicas, pero no saben que esas posibilidades existen", lamenta el director de la OTRI, Jesús Chamorro. "Nuestro papel es hacer de intermediarios entre las dos partes. Hablan lenguajes distintos, pero pueden entenderse. Nosotros hacemos un poco de intérpretes".

Sin embargo, pese a los esfuerzos de los trabajadores de la OTRI por que el mundo empresarial y el universitario se den la mano, este trabajo tiene sus limitaciones. "El nivel de producción científica ha aumentado mucho. Los investigadores van creando cosas nuevas cada semana y existe un gran número de empresas. Esa base de datos hay que renovarla constantemente", explica Chamorro. "Ahora mismo esto se hace manualmente y eso no es eficiente ni práctico".

La idea es automatizar el proceso, lo cual en primer lugar, permitiría manejar más datos, pero además, " aseguraría que se tiene acceso a toda la información, sin depender de posibles olvidos o del desconocimiento de los técnicos, y facilitaría la tarea a investigadores y empresarios, que no tendrían que venir a la oficina", añade el director. "Queremos que sea público a través de la web, que se use el portal para hacer lo que se llama vigilancia tecnológica", explica. Es decir, que una empresa si quiere, podrá echar un vistazo a qué es lo que se está investigando en la UGR, o un investigador que haya desarrollado un proyecto podrá ver qué empresas podrían aplicarlo. Actualmente existe el programa GUIRI donde investigadores o empresas se pueden dar de alta para recibir noticias según sus intereses, pero la novedad será que todo se hará automáticamente.

En un año prevén que pueda ponerse en marcha la primera fase, en la que el sistema ya se encargará de buscar puntos de afinidad entre la oferta de la UGR y las demandas sociales y empresariales. Más adelante, en una segunda fase, el sistema será capaz de realizar por sí mismo la actualización de la información usando agentes inteligentes que rastreen Internet y las bases de datos de la Universidad. "Con el tiempo funcionaría cada vez mejor porque el sistema se va retroalimentando, va aprendiendo". La inteligencia artificial ayudará así a agilizar el proceso por el que las ideas que toman forma entre los muros de la Universidad echan a andar fuera de ella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios