Marea Amarilla vuelve a desafiar la "pasividad" de la ciudadanía

  • La plataforma exige el soterramiento del AVE con una concentración de más de cien personas en el puente del Camino de Ronda

La segunda manifestación de Marea Amarilla de las cuatro previstas para exigir el soterramiento del AVE tuvo tres diferencias respecto a la anterior: la concentración se trasladó de Venta Zurita al puente del Camino de Ronda; la cifra de manifestantes subió de los sesenta del pasado jueves a más de 100 y apareció al menos una representante política, la diputada socialista en el Congreso Elvira Ramón. La organización puso 'falta' a PP, IU y Ciudadanos, aunque sí participaron en la movilización militantes de Podemos y Vamos Granada. Pero fue otro representante político el protagonista de las consignas lanzadas por los portavoces de Marea Amarilla: "Ministro de Fomento, tienes mucho cuento", cantaron en alusión a Íñigo de la Serna. "Vamos a seguir insistiendo, no hay espacio para el desánimo a pesar de que haya poca gente en las movilizaciones para insistir en la necesidad de que el Gobierno cambie sus planes para la integración del AVE en Granada", señaló ayer Francisco Rodríguez, portavoz de Marea Amarilla, en el puente del Camino de Ronda adornado con lazos para simbolizar la necesidad de "derribar el muro de la vergüenza" que separa la Chana de la Rosaleda.

Uno de los puntos en los que más insisten los manifestantes es en la necesidad de que todos los granadinos tomen conciencia de que "está en juego el diseño de la ciudad del futuro", más allá de las reivindicaciones de los vecinos por la división que provoca el ferrocarril a su entrada en la ciudad. "Este muro y esta división urbanística impide que la Chana, la Rosaleda, Pajaritos, Caleta o Severo Ochoa se comuniquen y se integren para tener un urbanismo que permita desarrollar una gran ventana a la Vega, que es muy necesario", continuó Rodríguez..

En el actual escenario, el proyecto de soterramiento del AVE en Granada se acerca más al diseño low cost que presentó Fomento en marzo del año pasado que al que defendió el Ayuntamiento de Granada y que preveía una inversión de más de 700 millones de euros. Francisco Rodríguez recalcó que, en la última reunión de la comisión de seguimiento de las obras del AVE, el representante de Fomento estableció un plazo de "ocho años" para que el soterramiento sea una realidad. "No nos creemos los plazos que nos dan y sigue siendo algo inconcebible que vayamos camino de los 1.000 días de aislamiento ferroviario", concluyó el portavoz de Marea Amarilla.

Por su parte, la diputada socialista Elvira Ramón mostró su apoyo a las reivindicaciones de las plataformas por el AVE y volvió a defender que reclaman la llegada inmediata de los trenes y que, en paralelo, se avance en el soterramiento y en la Variante de Loja. "Pero al final no llega ni el AVE que había diseñado el PSOE ni el desvirtuado que el PP diseñó hace cuatro años, por lo que esto ya es una tomadura de pelo", concluyó la única representante política que se sumó a las reivindicaciones de Marea Amarilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios