Navidad de reciclaje y recogida de juguetes

  • El Ayuntamiento lanza una campaña de recolecta junto con Madre Coraje en los centros educativos de la capital

Los niños del Colegio Sagrado Corazón de Granada recibieron ayer una visita muy ecológica. Inagra instaló en uno de los patios exteriores un Ecoparque Móvil: un enorme contenedor con múltiples orificios donde se pueden depositar todo tipo de residuos como pilas, aparatos eléctricos, aceite, o radiografías, separados para conseguir un reciclaje más eficiente. Asimismo, hasta el lugar se desplazó el concejal de Medio Ambiente y Mantenimiento, Juan Antonio Mérida, y la delegada de Madre Coraje en Granada, María José Herrero, para complementar la campaña con otra promovida por la Concejalía de Educación y la Asociación de recogida de juguetes y libros.

Según explicaron, en los días pasados, el Ayuntamiento envió una carta informativa a todos los centros escolares para que los niños lleven los juguetes que no utilizan y que se encuentran en buen estado para que Inagra los recoja para que puedan ser cedidos a Madre Coraje.

María José Herrero explicó en este sentido que con estas acciones se fomenta "que los niños sean solidarios con los que menos tienen y más en estas fechas cercanas a la Navidad". También recordó que el año pasado se recogieron en esta campaña 350 kilos de juguetes y 60 kilos de libros lo que en cifras anuales y en el marco de otras actividades de la asociación se tradujo en un envío a Perú de más de "22.000 kilos de juguetes", indicó.

La delegada de Madre Coraje también manifestó que esta asociación es una ONG de desarrollo que cuenta con ayudas públicas pero que también vive "con el dinero que sacamos de reciclar todo tipo de productos". Por lo que desde la asociación se ha fomentado que se reciclen otros productos como los tapones solidarios, o ahora los bolígrafos, una nueva propuesta que "hemos hecho a Inagra, que esperamos que recoja la propuesta", recalcó.

Por su parte, Juan Antonio Mérida hizo especial hincapié en la importancia de llevar a cabo estas acciones y, sobre todo, la de inculcar a los niños los valores del reciclaje con la instalación del Ecoparque, pues en múltiples ocasiones "son ellos los que piden a sus padres que reciclen", motivo por el cual, el concejal bromeó con que "pronto se hará a los pequeños embajadores del reciclaje", declaró.

El Ecoparque Móvil es una actividad que se realiza a lo largo de todo el curso escolar, en la que este año participan 32 centros y que se complementa con una clase teórica sobre los detalles y beneficios que supone el reciclaje. Entre los residuos que se pueden llevar a este vehículo se encuentran: pilas, aceites, tapones de plástico, aerosoles, radiografías, latas de pintura, CDs, móviles, libros, juguetes, tóner, baterías y pequeños electrodomésticos. Para los que tengan interés en reciclar cualquiera de estos aparatos, y productos, también pueden llevarlos hasta el Ecoparque situado en el polígono del Florío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios