Orenes se alía con Barceló y el centro Nevada en su proyecto para el casino

  • El grupo considera la ubicación del edificio de Armilla, frente a Fermasa, como la ventaja estratégica y competitiva de su propuesta

A la espera de que la Junta de Andalucía resuelva el concurso público para la adjudicación del casino de Granada, un trámite administrativo que se prevé que culmine a lo largo del mes de marzo, los distintos candidatos para la construcción y explotación de este equipamiento de ocio, demandado desde hace años por el sector turístico, van desvelando poco a poco las claves de sus propuestas.

Orenes y Automáticos Canarios, cuya candidatura prevé la construcción del gran casino de Granada en la carretera de Armilla, casi frente a la Feria de Muestras, adelantaron a este periódico que su propuesta, que supondría una inversión de 6,2 millones de euros de ser elegida, prevé formalizar una alianza estratégica con el hotel Barceló Granada Congress, compensando así la que podría ser su gran desventaja respecto a las otras dos candidaturas, cuyos edificios sí incluyen alojamiento hotelero.

El director comercial de la División de Casinos de Orenes Grupo, Enrique Carballido, explica que precisamente la ubicación del edificio en el que se construirá el casino es el punto fuerte de su propuesta. Su cercanía al antiguo hotel Nazaríes le permitirá firmar un convenio de colaboración que formalizará una relación estrecha basada en la "venta cruzada"; su proximidad a la autovía lo hace idóneo desde el punto de vista de la accesibilidad; y su ubicación casi en el límite con la ciudad "es muy importante para la viabilidad del proyecto".

Sobre todo, porque le permitirá formar un "eje" estratégico no solo con el hotel Nazaríes, sino también con el centro comercial Nevada, el Palacio de Congresos y la Feria de Muestras. "La ubicación es clave", indica Carballido, que anuncia que si la propuesta de Orenes y Automáticos Granada consigue convencer a la Junta, la idea de la empresa es mejorar los accesos del municipio de Armilla, construyendo una rotonda que pagaría el propio casino y permitiría mejorar la movilidad.

Esa es solo una de las ventajas que tendría para el municipio la puesta en marcha de este equipamiento. Carballido indica que la propuesta contempla la generación de 349 puestos de trabajo, de los cuales 155 serán directos e indefinidos y priorizarán el empleo local. Además, la previsión de visitas para el primer año de actividad supera las 120.000, con una facturación superior a 6 millones de euros, que permitirá generar más de un millón de euros en impuestos para el municipio.

El director comercial de la División de Casinos de Orenes Grupo explica que el proyecto ideado por la empresa -que contará con 74 puestos de juegos de máquinas, 12 mesas de juego y una zona de apuestas deportivas-, reforzará la oferta granadina, atrayendo nuevos segmentos turísticos que, a su vez, contribuirán a combatir la estacionalidad. "Nuestra oferta se desarrollará durante todo el año", subraya Carballido, que señala que Orenes dotará a su casino de "servicios y eventos de carácter regular". En su programación se incluirán desde torneos de póquer y eventos para turistas y locales hasta conciertos y exposiciones.

Puesto que el edificio ya está construido, Orenes prevé la puesta en marcha del casino, si finalmente resulta adjudicatario, en apenas seis meses. Además de la sala de espectáculos, su proyecto incluye otros servicios complementarios como un restaurante ubicado en la primera planta del complejo; un bar situado en la zona central de la sala de juego de la planta baja; una sala de estar con un ambiente relajado; y una terraza con vistas a la ciudad y a la Sierra que tendrá tanto bar como zona de sushi.

La propuesta incluye una azotea con restaurante y vistas a Sierra Nevada.

El proyecto de por Orenes y Automáticos Canarios supondrá una inversión de 6 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios