El PP acusa a la Junta de inducir a los técnicos a rechazar el teleférico

  • Carlos Rojas mantiene que los populares no tirarán "la toalla" y seguirán luchando para hacer realidad el proyecto

El proyecto del teleférico entre Granada y Sierra Nevada, promovido por el grupo empresarial UCOP, se mantiene vivo, al menos en la esfera política, pese a que tras conocer el informe desfavorable de la Consejería de Medio Ambiente, la titular de Obras Públicas, -órgano sustantivo para decidir sobre su futuro-, Concepción Gutiérrez, enterró cualquier esperanza para su construcción. Y una vez más ha sido el Partido Popular, en este caso su cabeza de lista por Granada al Parlamento andaluz para las próximas elecciones autonómicas y alcalde de Motril, Carlos Rojas, el encargado de echar carne al asador al restar credibilidad al dictamen medioambiental, del que dijo estaba "inducido" por las declaraciones que previamente realizaron representantes de la Junta en contra del proyecto.

Rojas acusó al Gobierno autonómico de oponerse al proyecto, según dijo, "necesario" para el desarrollo económico de la provincia, dado los puestos de trabajo que generará, y para el medio ambiente, en tanto que consideró reducirá la emisión de gases a la atmósfera al permitir restricciones del tráfico a los accesos a la estación de esquí, por razones simplemente políticas.

"La Junta de Andalucía se niega a todo lo que sea desarrollo para esta provincia", adujo, a la vez que informó que el PP "no va a tirar la toalla" y presentará una propuesta en el Parlamento andaluz para apoyar la iniciativa empresarial.

Dicho esto, Rojas volvió a insistir en que, en caso de que el Partido Popular gane el próximo día 9 de marzo las elecciones autonómicas, retomará el proyecto y "salvará" todos los escollos que ahora existen para hacer realidad la construcción del mayor teleférico de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios