El PP exige soluciones a la "complicada" movilidad del Realejo

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento reclamó ayer medidas para mejorar la accesibilidad en algunos puntos del Realejo donde la convivencia entre el tráfico rodado y el de peatones es especialmente complicada. Su portavoz, Rocío Díaz, abogó por medidas "para armonizar una situación que sabemos que es difícil, pero que se puede mejorar".

Díaz y varios concejales del grupo visitaron ayer la zona en compañía de residentes en el Realejo, entre otros de la presidenta de su asociación de vecinos, Piedad Cardenete. Uno de los lugares donde la dificultad para el normal tránsito de los peatones queda más patente es la Cuesta del Caidero, en concreto una vez rebasado el Colegio de Santo Domingo.

Allí, las aceras son tan estrechas que es imposible que una persona con movilidad reducida o con un carrito de bebé pueda transitarlas sin invadir la carretera. Los vecinos se quejan de esa situación, así como de otros dos problemas añadidos: el empedrado de las aceras no pone las cosas nada fáciles y, especialmente en horario de inicio y final de las clases, son invadidas por vehículos que dejan o recogen a los escolares. "Para el caso da igual que muchos vecinos estén pagando un vado permanente. Les aparcan en la puerta y les impiden entrar o salir. Y cuando llaman a la grúa, les dicen que esperen, que los coches se irán pronto", denunció una de las residentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios