Padres y sindicatos creen estéril ceñir el debate al calendario

  • Piden que el decreto incluya medidas estructurales para la conciliación, que se negocie la colocación de interinos y que se estudie prescindir de la jornada intensiva

Opiniones diversas aunque coincidentes en un punto: el debate sobre la oferta de la Junta de iniciar el curso escolar el 10 de septiembre en lugar del día 7 es "parcial" y "estéril" porque hay, según advierten, "otras muchas cuestiones más importantes" y que también tendrán que analizarse.

Así lo consideran los sindicatos provinciales que tienen representación en la mesa sectorial de Educación -ANPE, UGT, CCOO, CSIF y SADI-, así como la Federación de Padres de Alumnos FAPA Alhambra. A su juicio, comenzar cinco días antes en lugar de una semana -la última propuesta que la Junta ha presentado a los docentes de Infantil y Primaria para modificar el borrador del decreto que establece el nuevo calendario escolar- no cambia la situación. Además, Secundaria, Bachillerato, FP y el resto de enseñanzas empezarían el 15 de septiembre, según recoge el proyecto.

Aunque UGT mantendrá hoy una reunión de su comité regional para valorar la propuesta, su responsable de Educación en Granada, Juan Martín, deja claro que "por tres días no se mejora tanto el sistema educativo", ya que, a su juicio, "hacen falta muchas más medidas para mejorar la calidad de la enseñanza". La organización sindical, además, valora de forma negativa el enfrentamiento que este debate está creando, según percibe, entre padres y profesores que, nada más lejos de esto, "deben ir juntos en el sistema educativo".

Según apunta Antonio Roldán, presidente honorario y miembro del comité ejecutivo de ANPE, su sindicato no ve con buenos ojos la forma en que se ha desarrollado la oferta de la Administración autonómica. "Valoramos la postura inicial de diálogo de la Consejería y contestaremos después de que mañana (por hoy) celebremos en Antequera una reunión del comité regional, pero estamos en contra del utimátum que nos han dado para que en un plazo de tres días aceptemos la propuesta", asegura.

Además, advierte que se tendrá que llevar a cabo "un proceso de negociación" que probablemente no tenga que derivar en la aceptación de la propuesta en su totalidad. Entre los detalles que ANPE echa en falta en la oferta de la consejera de Educación, Teresa Jiménez, figura la ausencia de referencia alguna a la modificación del calendario escolar en Secundaria, por lo que la contrapropuesta del sindicato será la inclusión de los aspectos que inciden en esta enseñanza.

Por su parte, la responsable de Enseñanza de SADI , Teresa Huete, expresa su preocupación, más allá del calendario, por el borrador de decreto de la Consejería que regula la colocación de los profesores interinos después de la transitoria, a partir de 2011. "Esto es lo que realmente nos afecta muchísimo y nos parece una barbaridad", asegura.

También en periodo de reflexión se encuentra CCOO, pero no por discutir el inicio del calendario, sino por cuestiones "más profundas", en palabras de la responsable del profesorado de la Enseñanza Pública, Marta Pérez. Según afirma, "no se está conciliando la vida familiar y la Administración no da respuestas a las cuestiones de rendimiento y enseñanza".

En su opinión, para mejorar la enseñanza es necesario que la Junta invierta más recursos por alumno, que haya más profesorado y la puesta en marcha de medidas estructurales. Además, indica que los centros no tienen por qué hacer coincidir el horario del alumnado con el del profesorado, de modo que el alumno debe tener cubiertas sus necesidades al igual que sus familias. "Si para ello los centros deben estar abiertos, tal y como están las aulas matinales o unidades extraescolares por las tardes, que se negocie esto con otras consejerías", asegura la responsable.

Bajo su punto de vista, Educación "está usando a la opinión pública para hacer un lavado de cara". Por ello, insiste en la dificultad que supone planificar y organizar un centro en junio sin saber el profesorado que hay ni el número de alumnos porque las matriculas no están terminadas hasta septiembre.

"Nos achacan una responsabilidad que no nos corresponde. Nosotros estamos a disposición de la Administración todo el mes de junio porque estamos obligados y no se imparten clases porque está demostrado que los rendimientos de los niños en este periodo bajan mucho", recuerda.

CSIF, sindicato que también tiene representación sindical en la mesa sectorial de Educación, también tiene previsto desarrollar un comité ejecutivo antes del día 5, cuando dará una respuesta a la Junta. Eso sí, su responsable de Educación en la provincia, Germán Girela , deja claro que se está trabajando "intersindicalmente". Y es que cuando CSIF propuso movilizarse ante la modificación del curso escolar, el resto de organizaciones sindicales se unieron. Por ello, Girela señala que ahora también se tendrán en cuenta sus opiniones.

En la misma línea que los sindicatos, el presidente de FAPA Alhambra, José Antonio Puente, -que recuerda que su federación valoró de forma positiva iniciar el curso el día 7- indica que, a falta de estudiar la propuesta, "el decreto tiene más cosas que valorar aparte de que se empiece días antes o después".

"La Consejería debe ser valiente y vigilar muchos más días que hay durante el año y que nos preocupan a los padres, como los finales de trimestres, el fin de curso o las dos horas y pico que se pierden en Secundaria y que se están impartiendo en otras provincias", afirma.

Entre las reivindicaciones de los padres, además, figuran el deslinde de la jornada escolar de la jornada laboral del profesorado y, además, el análisis del "descalabro" que, a su juicio, supone la jornada intensiva. Además, a los padres también les preocupa otro de los asuntos incluidos en el decreto: el periodo de adaptación, que ahora no será extensible a todos los niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios