Rober mantiene la huelga y obliga a buscar refuerzos para la beatificación

  • Los trabajadores votarán mañana el calendario de movilizaciones, que comenzarán el domingo 12, al no conseguir el compromiso municipal de no realizar nuevas subcontratas como las de las líneas Búho y la F

Comentarios 2

La huelga de autobuses urbanos el domingo 12 de septiembre parece ya definitiva. A falta de su aprobación definitiva en la asamblea de trabajadores de la empresa Rober -concesionaria del servicio de transporte público de Granada- que se celebrará mañana, el comité de empresa mantiene la convocatoria tras finalizar sin éxito el encuentro mantenido ayer con representantes del Ayuntamiento de la capital.

En la reunión, los sindicatos no han conseguido el compromiso municipal de que no se van a realizar nuevas subcontratas, como pasó hace unas semanas al dar las líneas Búho y la del Fargue a Alhambra Bus, empresa de los mismos dueños de Rober y que hasta ahora venía realizando rutas cortas.

La huelga no va a tener consecuencias sólo en los viajeros normales de cada domingo en la capital sino que va a afectar al protocolo de beatificación de Fray Leopoldo que se celebra esa mañana en la base aérea de Armilla. Rober iba a participar con autobuses en el plan especial de transporte para cubrir la ruta Granada-Armilla y llevar a los devotos al recinto, pero la empresa ha tenido que anular este servicio, que tendrá que ser compensado por otras empresas.

Según confirmó ayer el comisario de la beatificación, Mateo Torres, "se ha solucionado" la baja de Rober y no afectará su ausencia el domingo. "En las reuniones que mantuvimos con las empresas que forman el Consorcio de Transportes Metropolitano y Rober, cada una se comprometía a participar con un número de vehículos. Rober, al decir ahora que no, esa parte la van a asumir el resto de empresas del Consorcio, por lo que se mantendrán los autobuses, las paradas y la frecuencia", dijo.

Así, habrá unos 140 autobuses cubriendo la ruta Granada-Armilla desde tres puntos: la estación de autobuses, el Palacio de Congresos y Fuentenueva. El precio del viaje será de dos euros. Las rutas serán las mismas de vuelta.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa de Rober, Juan Francisco Muñoz, se mostró ayer "desolado" por el fracaso en la reunión que mantuvo ayer con el Ayuntamiento, ya que desde la directiva de la empresa se hacía referencia a la bajada de presupuesto para el transporte urbano como la principal causa de subcontratar las líneas Búho y la del Fargue a Alhambra Bus, una compañía dedicada a los recorridos más cortos y turísticos de la ciudad.

"El Ayuntamiento dice querer ayudar, pero alega en todo momento motivos económicos", explicó Muñoz, afirmación que verifica la excusa de la empresa. "Entramos preocupados y salimos aún más preocupados por nuestra situación", añadió Muñoz. Y es que, éste es el segundo encuentro infructuoso para abandonar la huelga. El primero de ellos fue el Sercla del pasado jueves, en el que no se llegó a ningún acuerdo con la empresa para que, según Muñoz, "las tres líneas vuelvan a ser gestionadas por los trabajadores y no por una subcontrata", ya que los empleados temen que esta práctica se convierta en habitual y acaben prescindiendo de ellos.

Por su parte, la directiva de la empresa se defiende con un convenio firmado recientemente en el que se hará fijos durante los próximos dos años a los mismos que se den de baja en la Seguridad Social, por lo que ningún puesto de trabajo se perdería.

"Tenemos la obligación de rentabilizar los impuestos de los ciudadanos y poner los mejores medios al precio más barato y con los nuevos microbuses contaminamos menos y gastamos menos combustible", explicó, por su parte, el concejal de Movilidad, José Manuel García Nieto, quien lamentó la convocatoria de huelga pese a "no existir" previsiones de despidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios