Spiriman alerta de irregularidades en la 'desfusión' e insiste en las dimisiones

  • El médico reunió ayer a unas 300 personas ante el Virgen de las Nieves y denunció falta de personal, sobre todo en el nuevo Clínico

El médico Jesús Candel y unas 300 personas se concentraron ayer frente al hospital Virgen de las Nieves para pedir en nombre la asociación Justicia por la Sanidad la dimisión de los "ideólogos de la fusión" (una veintena de jefes y cargos intermedios) además de los gerentes de los hospitales y la gerente del SAS: "Están incumpliendo el cese de directores de unidades de gestión que se aprobó por el Parlamento. La gerente tiene potestad para hacerlo pero no se hace para tapar el déficit de los hospitales".

Candel criticó que en el proceso de 'desfusión' se ha puesto en evidencia una "falta de personal" y que en el nuevo Clínico habría la mitad de profesionales, poniendo como ejemplo Hematología, que en el Virgen de las Nieves tiene 12 profesionales y en el Clínico, 6; o Pediatría, con 28 en el Materno y 13 en el Clínico. "En cada servicio hay la mitad de personal. Las Urgencias de Trauma también tienen la mitad de personal y además se multiplica sumando enfermería, auxiliares...", explicó.

En su argumentario incluyó también la acusación de derivación de pacientes de diálisis a la privada y la falta de equidad entre hospitales. En este punto acusó al jefe de Nefrología -que le tiene interpuesta una querella a Candel por sus acusaciones en redes sociales- de "derivar pacientes a la privada". "Ha aumentado un 32% en tres años de las derivaciones para dializarse. Es un gran negocio por parte de los ideadores de la fusión. Es una tremenda ilegalidad cuando hay contactos de altos cargos de la Junta gerentes y dueños de esas clínicas privadas y grandes relaciones que explicaremos. Además, se les ofrecía a los profesionales un porcentaje de dinero por derivar pacientes y habiendo sitio se pasaban directamente a la privada. Eso es inédico e ilegal", acusó, asegurando que "la diálisis mueve mucho dinero con la industria farmacéutica". "Es lamentable que gente afín al PSOE derive a la privada y me acusen a mí de fomentar la privada", explicó a los periodistas.

Sobre el traslado de los servicios de diálisis, Candel y su asociación quieren que "se mantengan los pacientes sectorizados con su sitio de diálisis en su servicio de siempre porque es más cómodo". El médico, conocido por Spiriman en redes sociales y promotor de las manifestaciones que dieron lugar a la reversión de la fusión, denunció también que con la 'desfusión' se está cometiendo "una ilegalidad" respecto al equipamiento. "El contrato que se hizo en 2012 para vestir al Clínico de 54 millones se hizo para el nuevo Clínico. Ahora todo eso se lo llevan a Trauma cuando lo que tienen que poner es más dinero para vestir dos hospitales", dijo, aludiendo a "un desfase de salud, recorte e irregularidades. "Luego se está haciendo una ilegalidad con el contrato con Philips ya que todo se tienen que quedar allí".

Aludió también a la cartera de servicios y pidió que el nuevo Clínico "tiene que tener neurocirugía, cirugía plástica o maxilofacial, que no se traslade, cuando además hay profesionales que quieren que haya dos servicios pero los jefes no lo consienten", aseguró. Candel dice que estos servicios existían en el Clínico en los años 90. La 'desfusión' vuelve a 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios