La Universidad, en un cruce de caminos con cuatro direcciones "Una Universidad estructurada y gestionada con flexibilidad, agilidad y subsidiariedad""Una Universidad racional, equilibrada, con sentido común y orgullosa de sí misma"&quo

La Universidad con Antonio Campos como rector.

Una Universidad pública estructurada y gestionada desde la flexibilidad, la agilidad, la subsidiariedad, la confianza y la transversalidad y no desde el reglamentismo, el centralismo, el miedo y la verticalidad.

Lo que lo diferencia de los otros candidatos.

Que soy el candidato del cambio. Las otras tres candidaturas tras muchos años de gestión en los equipos de gobierno de la Universidad difícilmente pueden ver los problemas viejos, que no han sabido o podido resolver, con ojos nuevos. Y eso es lo que nuestra Universidad necesita.

El principal reto de la Universidad en estos momentos.

Atreverse a dar el salto al siglo XXI sin prejuicios y con la conciencia clara de que si no lo hacemos, habremos perdido un nuevo tren hacia el futuro.

Una propuesta que destaca de su programa para los estudiantes.

El servicio gratuito de internet en sus domicilios y el uso de nuevos instrumentos (becas, banco del tiempo, etc.) para hacer posible el desarrollo de toda la creatividad que llevan dentro.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal docente e investigador.

Devolver el protagonismo perdido y ser tratado en virtud de la realidad académica y no de la pertenencia o no a determinados "clanes" universitarios.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal de administración y servicios.

Profesionalización y especialización para el desarrollo de las actividades y la promoción en la carrera profesional y formación tutorial individualizada para cada puesto de trabajo.

La Universidad con Luis Rico como rector.

Una Universidad racional, equilibrada, con sentido común, orgullosa de sí misma, competitiva, basada en la calidad y la excelencia, tanto en la gestión como en la docencia y la investigación.

Lo que lo diferencia de los otros candidatos.

La diferencia esencial yo la marcaría en mi cualificación profesional así como en mi esfuerzo por la integración entre la docencia y la investigación, a la que he dedicado mi vida profesional.

El principal reto de la Universidad en estos momentos.

Considero totalmente prioritarios los nuevos planes de estudio para la convergencia europea, que supondrán una reforma a fondo de la Universidad, con todo lo que implica en infraestructuras, dedicación del profesorado y del personal de administración y servicios, etc.

Una propuesta que destaca de su programa para los estudiantes.

Hay dos ideas clave: la autonomía en la gestión de sus propias necesidades y proyectos y el apoyo a los estudiantes con necesidades específicas y discapacidades.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal docente e investigador.

Un nuevo modelo para el reconocimiento de la docencia y la investigación que preste atención a ambas actividades.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal de administración y servicios.

La profesionalización de la carrera administrativa con un nuevo sistema reglado de incentivos y de promoción para el PAS.

Los hay que tomaron partido desde el primer momento, quienes han cambiado un par de veces de chaqueta durante la campaña y quienes aún no tienen claro qué diferencia a unos candidatos de otros. Entre hoy y mañana, todos ellos deben tomar la decisión final para la cita con las urnas del martes. Toda la comunidad universitaria -y hablamos de cerca de noventa mil personas, entre alumnos, profesores y personal de administración y servicios- está convocada el día cuatro para elegir a la persona que tomará las riendas de la institución académica: el rector, que se define en los Estatutos universitarios como "la máxima autoridad académica de la Universidad".

A esta responsabilidad, de por sí nada intrascendente, se suman los retos que tiene por delante la UGR en plena época de cambio, marcada por la convergencia con el Espacio Europeo de Educación Superior, por el desarrollo del Campus de la Salud y por una nueva manera de entender las relaciones de la institución con la sociedad y con el mundo de la empresa. A esto habría que añadir, además, algunos asuntos pendientes que arrastra la Universidad, en materia de espacio e infraestructuras, por ejemplo.

Los cuatro aspirantes a ocupar el disputado sillón en el que ahora se sienta David Aguilar han puesto ya el punto y final a su programa de gobierno y a su campaña electoral que terminaba oficialmente ayer. Después de una maratoniana carrera, los cuatro descansan ya confiados en su propuesta de futuro y en los apoyos que han ido recabando, y esperanzados con la respuesta que les devolverán las urnas, aunque está claro que será imposible que sonrían a todos.

Todo apunta a que el examen final del martes será sólo una primera convocatoria para dos de ellos, los más votados, que tendrán que enfrentarse en segunda vuelta el 13 de diciembre, a no ser que alguno de los cuatro logre obtener más de la mitad de los votos.

Con algunos puntos de convergencia, casi indiscutibles, pero también con propuestas bien diferenciadas en cada programa, la Universidad se encuentra ante un cruce de caminos con cuatro direcciones a seguir. El paso que dará el martes está por ver.

La Universidad con Francisco González Lodeiro como rector.

Una Universidad abierta de par en par, transparente y eficiente, rigurosa en el cumplimiento de sus obligaciones, de calidad, que impulse el conocimiento, comprometida con la comunidad universitaria pero también con su entorno.

Lo que lo diferencia de los otros candidatos.

Por respeto a los otros candidatos sólo quiero resaltar que, gracias a la campaña, se ha debatido sobre el modelo de Universidad, lo que conlleva la crítica constructiva y la aportación de ideas. En nuestra candidatura nos ha permitido entender las carencias y retos de futuro.

El principal reto de la Universidad en estos momentos.

La readaptación física para luchar contra el problema del espacio con la mejora de las infraestructuras. Y el nuevo modelo de planes de estudio y titulaciones .

Una propuesta que destaca de su programa para los estudiantes.

El Estatuto del Estudiante para regular y desarrollar sus derechos y deberes. Además, un programa de becas, un programa de empleo y prácticas, el Observatorio de Empleo, un plan de movilidad...

Una propuesta que destaca de su programa para el personal docente e investigador.

Se establece un plan de promoción y estabilización del PDI junto a medidas para su formación y movilidad. También es necesario reformar los Estatutos, para otorgarle el adecuado nivel de representatividad.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal de administración y servicios.

La política de personal debe ser ante todo dialogada y coordinada desde una activa Mesa de Negociación, de la que tiene que surgir un marco normativo estable, que sea conocido por todo el PAS y transparente.

La Universidad con Rafael Payá como rector.

Una Universidad independiente y más orientada hacia el estudiante, de renovación y con un estilo de gobierno cercano, de diálogo constante.

Lo que lo diferencia de los otros candidatos.

Una oferta más integradora por el énfasis en la independencia, lo cual hace posible aglutinar más sectores en torno a un proyecto de futuro. Una mayor capacidad de diálogo, tanto interno como externo. Mi propuesta es de máxima colaboración entre la Universidad y la ciudad. Es mi concepto de 'Univerciudad'.

El principal reto de la Universidad en estos momentos.

Sin duda, la reforma de las titulaciones en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior. En dos años tenemos que hacer una renovación completa de los planes de estudios, sin perder titulaciones, porque no sobra ninguna, pero adaptándonos al nuevo marco legal. Y hacer los planes de estudios pensando en el estudiante.

Una propuesta que destaca de su programa para los estudiantes.

El objetivo de que al menos la mitad realicen una estancia en el extranjero y conseguir que dominen al terminar una segunda lengua. Además, las 'Casas del Estudiante', con servicios estudiantiles gestionados por ellos mismos.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal docente e investigador.

El compromiso de que cada profesor esté en el nivel más alto para el que esté acreditado, planificar las plantillas para cuatro años y ofrecer a los investigadores en fase inicial que puedan acceder a plazas de ayudantes.

Una propuesta que destaca de su programa para el personal de administración y servicios.

La promoción horizontal, que supondrá un cambio importante, al plantear la posibilidad de ascender de categoría y salario sin cambiar de puesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios