Urbanismo denunciará a la Junta si no arregla las 150 calles dañadas por el Metro

  • El Ayuntamiento da un mes de plazo para que Obras Públicas pague, avale o repare todas las vías afectadas por los trabajos

La paciencia del Ayuntamiento tiene un límite y en el caso de las obras del Metro está a punto de sobrepasarse. La concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, volvió a exigir ayer a la Junta de Andalucía, concretamente a la Delegación de Obras Públicas, que en el plazo de un mes arregle, avale o pague las más de 150 calles que tiene levantadas en Granada debido a las obras del Metro. "Si no es así, nos veremos obligados a recurrir a los tribunales porque esta situación no hay quien la aguante más", declaró la edil.

Nieto apuntó que los daños que están causando las obras del Metropolitano superan los 6 millones de euros aunque temen que ya sean superiores porque el inventariado de las calles se realizó pasado el verano.

La concejal recuerda que el Ayuntamiento lleva reclamando a la Junta el arreglo de estas calles desde hace más de un año. "Desde el primer momento que nos dimos cuenta de esta situación comenzamos a decírselo a la Junta". Primero fue de manera verbal y más informal pero viendo que las cosas se agravaban y que tampoco ponían remedio optamos por hacer un inventario de todos los desperfectos".

Aceras destrozadas, bordillos rotos, mobiliario deteriorado, baches en el pavimento, losetas despegadas... fueron algunas de las instantáneas que desde la Concejalía de Urbanismo se remitieron a Obras Públicas. "Todas las imágenes iban detalladas por zonas y en todas se especificaba el estado original de las mismas, pero siguen igual".

La concejal reprochó a la administración que se solicitaran permisos "temporales" para desvíos y cambios en las calles "y que lleven más de tres años exactamente igual". Nieto subrayó que el Ayuntamiento está cansado de mentiras y demoras y vuelve a poner plazo a estas obras.

"En las reuniones de la plataforma siempre nos han prometido de manera verbal que los arreglos iban a realizarse en tiempo y forma, pero Granada está empantanada y las reformas en las calles no comienzan", sentenció.

No sólo eso, Nieto recordó que la Junta tenía intención de que con los primeros fondos que llegaran del crédito del BEI lo primero que se iba a hacer es pagar las deudas con las empresas constructoras y después iniciar los tramos de Avenida de los Andaluces y Constitución. Planes que Isabel Nieto dio por frustrados "ya que el Ayuntamiento no permitirá que se abra una calle más en esta ciudad, mientras más de 150 vías están destrozadas, y mucho menos, que comiencen las obras en tramos tan delicados como Andaluces o Constitución", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios