Urbanismo exige en un mes a los promotores el pago de 9 millones

  • El Ayuntamiento exigirá a partir de ahora puntualidad en el abono de los aprovechamientos del suelo para disponer cuanto antes de liquidez para destinar a inversiones y mejoras en la ciudad

La Gerencia de Urbanismo será a partir de ahora lo más estricta posible en el cobro del dinero procedente de las reparcelaciones de terreno que se lleven a cabo en la ciudad. Lo ha demostrado en el último mes, en el que ha exigido a los promotores el pago de 9 millones de euros. Ayer, en la junta de gobierno local, la concejal de Urbanismo hizo público el último requerimiento, esta vez de tres millones de euros a un grupo de constructores con 400.000 metros cuadrados de suelo en la zona cercana al paso subterráneo de Diputación.

Una vez que los dueños del suelo ponen en común sus terrenos para un único proyecto, deben otorgar el diez por ciento del suelo, o de su valor monetario, al Ayuntamiento. Con este dinero el Consistorio puede acometer obras de mejora en la ciudad.

La relajación del pago en los últimos años por parte de los constructores ha llevado a la Gerencia de Urbanismo a iniciar los pertinentes requerimientos y notificaciones para que los promotes se ciñan a los plazos que la ley establece. "Al final todo el mundo inscribe sus nuevas fincas en el registro de la propiedad tras hacer las reparcelaciones y el Ayuntamiento se queda sin suelo y sin el diez por ciento del dinero que le corresponde", lamentó la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto, quien añadió que estos impagos están dando lugar a una deuda atrasada y, además "se está impidiendo que el Ayuntamiento cobre intereses por este dinero o que acometa nuevos proyectos".

El proceso a seguir es el mismo siempre que se aborda la edificación de un plan parcial con varios propietarios del suelo. Los dueños ponen en común sus terrenos y, cuando se reparcelan, cada propietario adquiere una nueva cuota de terreno que deben inscribir en el registro de la propiedad. Eso sí, deben tener en cuenta que el Ayuntamiento es propietario del diez por ciento del suelo.

Hay otros dos casos similares. El primero en Villa Pineda, donde se construirán naves industriales e instalaciones deportivas. El Ayuntamiento les ha exigido a los constructores del proyecto más de cuatro millones de euros. En la azucarera de San Isidro, el Ayuntamiento tiene pendiente el pago de algo más de dos millones de euros por la venta de unidades de aprovechamiento.

"El plazo establecido de pago son 20 días desde que se les hace la notificación, de lo contrario se procederá al cobro por vía de apremio", explicó la concejal de Urbanismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios