La crisis de Vamos Granada salta a los juzgados con una denuncia al alcalde

  • Cuenca dijo ayer que enviará a la Cámara de Cuentas la situación de la portavocía del grupo y el paso de Rivas a concejal no adscrita

  • Marta Gutiérrez anunció que lo denunciarán por prevaricación

De izquierda a derecha, Luis de Haro, Pilar Rivas y Marta Gutiérrez, en el pleno de ayer. De izquierda a derecha, Luis de Haro, Pilar Rivas y Marta Gutiérrez, en el pleno de ayer.

De izquierda a derecha, Luis de Haro, Pilar Rivas y Marta Gutiérrez, en el pleno de ayer. / álex cámara

La crisis interna del grupo municipal de Vamos Granada dio ayer una vuelta de tuerca más. Si parecía que la situación de 'baile' de portavocías y división interna se había cerrado con la expulsión de la actual portavoz de Vamos Granada, Pilar Rivas, y su paso a concejal no adscrita al negarse a entregar el acta de concejal como le había pedido incluso el partido; ayer se produjo un hecho que dilata de nuevo el proceso.

En el primer punto del pleno municipal se tendría que haber materializado la expulsión de Rivas y su paso a concejal no adscrita. Pero no fue así pese a los informes favorables de la Secretaría municipal. El tercer concejal de grupo, Luis de Haro, entregó por la mañana un nuevo escrito al Registro municipal y en un giro de los acontecimientos el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, anunció que dejaba el punto sobre la mesa y que remitiría el asunto a la Cámara de Cuentas para que medie y "dé seguridad jurídica" a la decisión que tome el Ayuntamiento.

Luis de Haro acusó al partido de presentar "documentos falsos" sobre la situación

Además, afeó al grupo de Vamos Granada su conducta en los últimos meses de crisis interna asegurando que desde septiembre la Secretaría Municipal ha recibido más de 20 escritos, por lo que advirtió de que no iba a "consentir" que el 50% del trabajo se dedique a "dirimir sobre cuestiones de grupo". Así, dijo que la situación estaba afectando al rendimiento y al funcionamiento municipal. "Necesitamos que alguien arbitre y nos de una solución", dijo el alcalde.

La concejal Marta Gutiérrez intentó tomar la palabra en el pleno alegando cuestión de orden pero no hubo más posibilidad de disertación sobre el tema. Por ese motivo, Gutiérrez confirmó justo después en declaraciones a los periodistas que Vamos Granada va a poner esta misma semana una "denuncia por prevaricación" contra el alcalde de Granada considerando que el hecho de no admitir la expulsión de Rivas del grupo es una conculcación del derecho de participación y que ha desoído los informes favorables de la Secretaría Municipal.

"Tras comunicar Vamos Granada en tiempo y forma la expulsión de Pilar Rivas del grupo municipal, y habiendo informe favorable del secretario en este sentido, el alcalde ha decidido desoír ese informe. Le entran las dudas y decide consultar al Consejo Consultivo en una decisión extravagante. Con esta maniobra dilatoria e indecente lo que están haciendo es impedir nuestro derecho a la participación política a los miembros de Vamos Granada como partido y como grupo municipal dejando la representación en manos de una tránsfuga, de Pilar Rivas, que está expulsada", sentenció Gutiérrez, quien calificó de "inaceptable" la situación.

Pero no quedó ahí. Después, Pilar Rivas y Luis de Haro añadieron más leña al fuego advirtiendo este segundo incluso de la presentación de documentos "falsos" por parte de Vamos Granada.

Rivas, principal afectada por la situación, pidió disculpas por el "lamentable espectáculo que está dando el partido de Vamos Granada". "La esperanza que depositó tanta gente en esta candidatura en 2015 no merece el trato que se le está dando. No se debió dirimir jamás como un conflicto ni enfrentamiento y menos en los medios, pero a la vista de lo ocurrido no era una cuestión de discrepancia de contenido sino de objetivos". Respecto a la decisión del alcalde, dijo que no la esperaba. En su defensa argumentó que como ya había denunciado el documento con el que se presentaba el punto del orden del día en el pleno "era nulo de pleno derecho". "Se proponía acuerdo de todos los portavoces cuando era evidente que lo estaba firmando solo el alcalde. O lo uno, o lo otro. También el informe del secretario dejaba cierta ambigüedad en ambos aspectos", dijo Rivas, quien defendió que el grupo tiene que seguir con 3 concejales y "contar con todos sus recursos no para desarrollar carreras profesionales sino para desarrollar nuestro trabajo".

Por su parte, Luis de Haro alabó la decisión del Ayuntamiento ha tenido decisión porque en su opinión "se podía haber enredado bastante". Y lanzó su denuncia: "Me consta que hay documentos que se han presentado a través de Vamos Granada que no son totalmente ciertos, por lo que entraríamos en una vía judicial sin sentido que iba a durar bastante tiempo. Es la mejor solución que haya un dictamen del Consultivo y que los recursos sean destinados al grupo y no para temas particulares de algunos".

Preguntado por esos documentos, dijo que son "certificados del partido" que no contemplan "realmente la realidad de lo que había ocurrido". "Cuando empiezan los expedientes contra Pilar no estaba constituida la comisión de respeto y transparencia. Es más, tuvieron que meter a la madre de Matarán y al marido de Mabel porque si no, no había gente. Es una anomalía grande", dijo. En su escrito de ayer pidió que se le "dé cuenta de todos los documentos presentados para compararlos con otros documentos a los que hemos tenido acceso. Marta Gutiérrez estuvo reunida en la Diputación con el PP en connivencia para una acción común. Yo me hice con los escritos y hay algunos falsos", advirtió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios