Los agricultores celebran las lluvias aunque hay cultivos irrecuperables

  • La producción de cereales de la zona Norte ha quedado mermada pese al temporal

Las precipitaciones de las últimas 48 horas han recuperado los cultivos que sufrían las consecuencias de la sequía en las localidades granadinas de Zafarraya, Montes Orientales y Alhama, si bien no han conseguido salvar los de la zona Norte de la provincia, en Guadix y Baza.

Así lo explicó a Europa Press el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Granada, Nicolás Chica, quien consideró que, en general, las lluvias caídas han sido "buenas", al no ser "agresivas" con la agricultura, pero "han llegado tarde".

Según los datos manejados por los técnicos de UPA, en los Montes Orientales han caído unos 38 litros por metro cuadrado "como una bendición", ya que han permitido recuperar el olivar de la zona. En Zafarraya los 100 litros por metro cuadrado han sido "muy buenos" para las hortalizas en fase de plantación, cuando en el año anterior hubo que habilitar pozos con el consecuente aumento de los costes de producción.

También en Alhama los viñedos y los almendros se han beneficiado de los 90 litros caídos, si bien en Guadix, donde el almendro se había perdido ya en un 80 por ciento, los 20 litros caídos no han sido suficientes para recuperar la producción, mermada también en el cultivo de cereal. En Baza, la situación era "crítica" la semana pasada, situación que, según indicó Chica, "no ha cambiado en ésta".

En la comarca de la costa tampoco ha tenido especial incidencia el agua caída durante el pasado fin de semana, aunque las consecuencias de la sequía "se notan menos" en la agricultura de la zona.

En la Vega la lluvia ha sido "constante" y ha estado "localizada", por lo que el espárrago también se ha visto beneficiado, aunque las heladas de días anteriores han acabado ya con el diez por ciento de la recogida, en el ecuador de la campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios