Los pactos ponen al alcance del PP el gobierno de la Mancomunidad de la Costa

  • Los cuatro ediles que le dan la mayoría absoluta saldrán, salvo sorpresas, de Almuñécar y Albuñol

El PP ha tomado clara ventaja para presidir la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical, tras hacerse con el gobierno en los municipios que estaban pendientes de pactos. La tendencia está casi definida, aunque para saberlo con certeza habrá que esperar a que cada consistorio nombre a sus vocales, así como a la resolución del caso de Lújar.

Siempre caben sorpresas, pues se podría dar el caso de que, fruto de algún acuerdo previo, no todos los representantes de un municipio sean del partido que gobierna. Por ejemplo, en Albuñol gobernará el PP, aunque de acuerdo con Convergencia Andaluza, por lo que no sería extraño que el pacto contemplara repartir un edil para cada partido. Aunque es menos probable, lo mismo podría pasar en Almuñécar, donde el PP gobierna en minoría gracias al apoyo de otras tres formaciones a las que se podría recompensar con alguna vocalía.

Para gobernar el organismo sin necesidad de pactos, un partido debe alcanzar veinte representantes, ya que el total de la corporación llega a los 38. En este sentido, el PP ya tiene asegurados cinco por Motril y uno por Gualchos-Castell de Ferro, Los Guájares, Molvízar, Otívar, Vélez de Benaudalla, Polopos, Murtas y Turón; y tres por el total de ediles logrados en la comarca. Los que le faltan surgirían de Almuñécar, que designará cuatro representantes, y Albuñol, que aportará otros dos.

En definitiva, si no hay sorpresas extrañas, el popular Carlos Rojas seguiría al frente del gobierno mancomunado sin necesidad de formalizar pactos, siempre y cuando este partido no haya cerrado previamente algún acuerdo específico con otra formación a cambio de alguna alcaldía, léase Convergencia Andaluza a raíz del pacto en Albuñol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios