La capital analiza la fórmula para devolver el 'tasazo ' de los palacios

  • Sólo afectará a quienes reservaron su enlace en 2016

  • Se ha encargado un informe específico

Las parejas que reservaron el Carmen de los Mártires tuvieron que afrontar el pago de la explanada. Las parejas que reservaron el Carmen de los Mártires tuvieron que afrontar el pago de la explanada.

Las parejas que reservaron el Carmen de los Mártires tuvieron que afrontar el pago de la explanada. / g. h.

El Ayuntamiento de Granada no se ha olvidado de las parejas que contrataron su enlace en 2016 y han sufrido las consecuencias del "tasazo" tras la aprobación de una nueva ordenanza de precios en los palacios municipales. El portavoz del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver, explicó ayer que el área de Economía está estudiando la fórmula para devolver las cantidades a los afectados.

Sin embargo, el concejal reconoció que se trata de una operación compleja. Tanto la propia tasa como las leyes tributarias españolas determinan que el momento del devengo se lleva a cabo cuando se utiliza el servicio y no cuando se lleva a cabo la reserva. Es decir. La cantidad a pagar se establece en base a los precios establecidos en el año en que se celebró la ceremonia. "Estas parejas se han visto afectadas por un cambio de normativa tributaria. Hemos solicitado informes jurídicos tanto al órgano de gestión tributaria como al tribunal económico del Ayuntamiento para ver la fórmula y las posibilidades de resolver la situación", explicó Oliver quien reconoció que es una circunstancia "no deseada por nadie". En total, hay una quincena de parejas afectadas por el cambio de los precios.

Una de las personas afectadas por la modificación de la ordenanza que regula el precio de los palacios municipales es Elena Godoy. Según explicó esta semana a este periódico, ella contrató su enlace en septiembre de 2016 en el Carmen de los Mártires.

El problema surge cuando en 2017 el Ayuntamiento decide modificar el coste del uso de la explanada, según informó Baldomero Oliver, para sufragar el coste del mantenimiento y las consecuencias que se deriven del uso tras la celebración. De repente vio como aumentaba la factura de su boda en nada menos que 2.000 euros.

Esta mujer no es la única afectada. En foros de páginas como bodas.net varias personas han relatado su conflicto con el Ayuntamiento por el pago de estas tasas a pesar de la existencia de una moción aprobada en noviembre de 2017 que comprometió al Ayuntamiento a revertir el cobro. Algunas de las usuarias que han contado su experiencia han planteado, incluso, constituirse como plataforma de afectadas. "La unión hace la fuerza. Y si reclamamos todos será más fácil conseguir nuestro objetivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios