El carnaval no tiene edad en el centro Alcázar

El carnaval es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la Cuaresma y, aunque tiene más seguidores entre los más jóvenes, en los centros para mayores de estancia diurna Alcázar, el carnaval ha llamado a la puerta para celebrarlo con la gente mayor.

Rosalina Iruela, encargada de los dos centros Alcázar ha sido este año la responsable de organizar esta fiesta. "Es el primer año que lo organizamos, hasta ahora habíamos preparado otras fiesta como el Día de la Cruz, pero nunca habíamos hecho una fiesta de carnaval" comenta. En esta celebración han participado 45 personas mayores de los dos centros "todos estaban muy emocionados ya que a todos le encantan las fiestas". En ésta no han faltado ni disfraces ni chirigotas "se han juntado en distintos grupos y han escrito sus propias letras, pero con las canciones que ellos cantaban cuando eran jóvenes".

Los participantes se han elaborado sus propios trajes con ayuda de terapeutas y se han convertido en presos, cocineros, flores o incluso mariquitas.

La fiesta tuvo chirigotas, disfraces y hasta la elección de su propia reina del carnaval. La elegida fue una mujer de 98 años que recibió el apoyo y los votos de sus compañeros.

La fiesta tuvo mucho éxito entre los participantes, ya que esta celebración no tienen edad y por ese motivo estos dos centros piensan seguir animando a las personas mayores con celebraciones como ésta ya que "ellos son los más agradecidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios