Casi 500 contratos de alquiler acaban en los juzgados por falta de pago

  • La estadística de arrendamientos urbanos publicada por el INE señala que, en el último año, los conflictos entre inquilinos y propietarios generados por impagos han aumentado un 12,8%

91,5%

Una de las consecuencias más claras de esta crisis es el aumento de la morosidad. No sólo respecto al comercio, los bancos o las empresas proveedoras, sino también respecto a los propietarios. Los últimos datos de arrendamientos urbanos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestran que los litigios entre caseros e inquilinos por falta de pago están creciendo a merced de la crisis económica. A lo largo de 2008, los juzgados de la provincia dictaron un total de 492 sentencias por conflictos relacionados con el alquiler. De ellas, 450 -es decir, un 91,5%- estuvieron motivadas por la falta de pago de la renta o de la fianza.

Estas cifras arrojan crecimientos considerables respecto a las registradas el año pasado, cuando los litigios por arrendamiento de viviendas se tradujeron en 451 sentencias judiciales, de las que 399 resolvieron una situación de impago entre inquilino y propietario. Es decir, que en el último año, los contratos de alquiler que acaban en los juzgados han aumentado un 9,1%, mientras que los problemas generados por falta de pago lo han hecho un 12,8%. Eso sí, para valorar estos datos es necesario tener en cuenta que el parque de viviendas en alquiler también ha crecido de forma considerable en el último año, al amparo de los altos precios de las viviendas en venta y de las crecientes dificultades para acceder a la financiación.

A pesar de que los índices de crecimiento de Granada respecto a la conflictividad en el alquiler no son desdeñables, los datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística demuestran que los juzgados de la provincia son los que menos han notado el aumento generalizado de los juicios por arrendamientos. El aumento del 9,1% de los litigios por alquiler está muy lejos del crecimiento registrado por los juzgados de Almería, donde la conflictividad entre inquilinos y propietarios ha alcanzado un 158,1%. También las subidas registradas en Huelva (55%), Sevilla (21,5%), Cádiz (18,4%), Málaga (16,9%), Jaén (15,9%) y Córdoba (13,1%) superan a la de Granada.

Aunque la gran mayoría de las sentencias dictadas por los juzgados de Granada en relación a conflictos de alquiler se debe a problemas de impagos, no es éste el único motivo. La denegación de la prórroga del contrato, por ejemplo, fue la causa de 9 conflictos que llegaron a los juzgados, mientras que 17 de las sentencias emitidas respondían a lo que el INE denomina como otras causas, entre las que se encuentran casos de subarriendo o cesión sin consentimiento; la realización de actividades molestas, insalubres o peligrosas; el hecho de que el inquilino no use el inmueble como vivienda permanente; o la realización de daños u obras no consentidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios