"Los embusteros tienen que pagar el calvario que yo he vivido"

  • De la Blanca, uno de los bomberos condenados por filtrar las oposiciones, denunciará a los testigos por perjurio

El histórico sindicalista de CCOO José Manuel de la Blanca, condenado a un año de prisión por filtrar unos exámenes de unas oposiciones a bombero en Granada, se plantea denunciar por falso testimonio a los interinos que declararon como testigos en el juicio, al entender que pudieron cometer "perjurio".

De la Blanca, que "comparte" la sentencia de la Audiencia de Granada que le condena por revelación de secretos, junto al también sindicalista Gerardo Martín, manifestó que "esto -en relación a la causa por la que fue enjuiciado- no se ha acabado tan fácil; tiene todavía su camino y lo andaremos".

La intención del sindicalista pasa por "sentar en el banquillo" a los interinos que declararon y que pudieron mentir durante el proceso para que "paguen el calvario" que ha vivido durante los últimos años, según explicó De la Blanca, quien apuesta por "defender la verdad" en contra de los que considera unos "embusteros" que "no han tenido el más mínimo escrúpulo para decir ni la más mínima verdad".

El sindicalista, además, cuestionó la actuación seguida por la Fiscalía durante la instrucción de la causa, al entender que, si conocía de la existencia de las filtraciones, debió imputar además a algunos interinos.

El condenado, que fue absuelto del delito de falsedad en documento oficial del que también se le acusaba, se mostró "orgulloso" de toda su actuación y aseguró que volvería a obrar de la misma manera.

En este sentido, apostilló que en todo momento fue consciente de que se le podía imputar por intentar destapar el fraude en las pruebas de 2003, pero que prefirió una posible "condena con la cabeza alta" que haber callado y ocultado las pruebas.

La Audiencia inhabilitó a De la Blanca y Martín por tres años como bomberos funcionarios del Ayuntamiento de Granada, les condenó al pago de una cuarta parte de las costas procesales y a que indemnicen al Consistorio por los gastos derivados de la celebración de uno de los ejercicios de la oposición.

El Tribunal estimó probada la filtración de alguno de los exámenes a ciertos opositores, especialmente a aquellos que detentaban la condición de interinos lo que, según fundamenta, "constituyó una grave violación del deber de sigilo que la naturaleza reservada de esas informaciones les suponía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios