El 15-M se encierra en Hacienda para protestar por la corrupción política

  • Medio centenar de personas participaron en la protesta que se prolongó desde las once de la mañana hasta las siete de la tarde

Unas cincuenta personas integrantes de la Plataforma del 15-M ocuparon ayer la delegación de Hacienda de Granada como muestra de protesta por la corrupción política. La concentración comenzó a las 10:30 horas en los Jardines del Triunfo para unirse, casi una hora después, en el interior de esta sede provincial del Gobierno a los compañeros que habían ido entrando previamente en ella en pequeños grupos. Allí desplegaron la pancarta con el lema El 15M contra el sistema corrupto y se repartieron octavillas que simulaban sobres con los nombres de numerosos casos de corrupción y sus protagonistas.

El acceso no fue impedido en ningún momento por los agentes de la Policía Nacional que se encontraban en los alrededores para vigilar la concentración, que oficialmente estaba anunciada sólo en los Jardines del Triunfo, y los participantes en el encierro se reunieron con el delegado de Hacienda para que la acción reivindicativa se desarrollara sin crear inconvenientes. Tan sólo los dos miembros de la seguridad privada que custodiaban el edificio solicitaron la documentación a uno de los concentrados, que se negó a ello sin más consecuencias.

El inicio del encierro coincidió con el paro diario que realizan los funcionarios de Hacienda, que mostraron carteles en los que, entre otras cosas, pedían más instrumentos para poder luchar contra el fraude y la corrupción.

Cuando a las 14:00 horas la delegación de Hacienda cerró sus puertas, cinco personas permanecieron en el interior secundando el encierro sin que en la delegación de Hacienda se pusiese impedimento alguno.

Es más, los participantes en el encierro quisieron destacar la buena acogida de la protesta por parte de los trabajadores, que facilitaron el desarrollo de la acción al proporcionar al grupo incluso alimentos y otros elementos para su comodidad.

La portavoz de los manifestantes, Neyva Morales, explicó que el objetivo de la protesta era denunciar que "los recortes son para el pueblo, que es el que sufre la corrupción, mientras que la clase política roba con total impunidad".

En declaraciones a los medios de comunicación, Morales aseguró que "no podemos asistir impasibles a esta sucesión de escándalos". "Se trata de una cuestión que va más allá de un partido u otro, pues la corrupción está ligada al sistema capitalista, que es necesario cambiar y no reformar".

La plataforma criticó duramente la falta de transparencia de los partidos y otras instituciones inmersas en casos de corrupción, como la monarquía, "a la vez que se premia a los grandes defraudadores con amnistías". El mensaje que lanzó el movimiento señala también a los "corruptores": el poder empresarial y financiero que "unta a los partidos a cambio de todo tipo de prebendas".

"El 15-M manifiesta que no queremos reformar el capitalismo mediante leyes o medidas anticorrupción (Ley de Transparencia) para que las políticas neoliberales de recortes y privatizadoras sean 'más legales', sino mostrar nuestro desacuerdo con el sistema económico y político actual", rezaba el comunicado que repartió ayer la plataforma.

Por la tarde, a las 18:30, los manifestantes abandonaron voluntariamente su encierro para sumarse a la concentración prevista para las 19:00 horas y que volvió a reunir a las puertas de Hacienda a medio centenar de personas, que permanecieron allí durante casi una hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios