La firma de hipotecas se hunde y cae al nivel más bajo de los últimos cinco años

  • En 2008, la constitución de préstamos para la adquisición de viviendas se desplomó un 36% respecto al año anterior· A lo largo del año sólo se concedieron en la provincia 14.997 créditos hipotecarios

2001

El sector inmobiliario granadino está sujeto desde hace meses a un círculo vicioso que lo ha convertido en el epicentro de la crisis financiera. Si las entidades de crédito no conceden préstamos a los promotores y constructores, estos difícilmente podrán abordar nuevos proyectos. Y si, además, los bancos, cajas y cooperativas de crédito mantienen el grifo cerrado a las familias, los miles de pisos sin vender en la provincia -que podrían 'animar' las cuentas de las empresas del ladrillo-, seguirán vacíos. Y el caso es que, mientras no haya compras, las entidades bancarias seguirán desoyendo las necesidades de financiación.

Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la constitución de préstamos hipotecarios dejan muy claro que, ya sea por los excesivos escrúpulos de la entidades financieras o porque las familias consideran una auténtica locura embarcarse en la compra de una vivienda, el 'boom' inmobiliario ha pasado a la historia.

A lo largo del año 2008, los granadinos han firmado 14.997 hipotecas para la adquisición de una vivienda. El año pasado, en toda la provincia se constituyeron 23.406 préstamos hipotecarios, 8.400 más que en este primer año de crisis. Esto quiere decir que la firma de hipotecas se ha hundido, en un solo año, un 36%.

Es más, 2008 ha marcado un récord en la historia reciente del mercado inmobiliario granadino. La espectacular caída registrada a lo largo del año ha llevado a la firma de hipotecas al nivel más bajo del último lustro. Habría que remontarse a 2003 para encontrar una cifra de constitución de hipotecas más baja que los 14.997 préstamos para la adquisición de viviendas firmados en 2008. Y, desde entonces, la situación del mercado inmobiliario ha cambiado mucho.

De hecho, el año 2008 también tiene el dudoso 'privilegio' de haberse convertido en un obstáculo insalvable para el crecimiento del negocio del ladrillo. Entre los años 2001 y 2007 -coincidiendo con la época más fructífera para los empresarios de la construcción-, la concesión de hipotecas registró un aumento progresivo. En este periodo, la concesión de préstamos para la compra de una vivienda se duplicó, pasando de las 11.200 hipotecas constituidas en 2001 a las 23.406 que se firmaron en 2007.

Sin embargo, aunque 2008 haya sido el primero desde 2001 que sucumbe a los números rojos, lo cierto es que ya en 2007 la constitución de hipotecas comenzó a mostrar los primeros síntomas de debilitamiento. En comparación con el año anterior, los granadinos firmaron en 2007 sólo un 1,2% más de préstamos. En años anteriores, los crecimientos habían sido del 9,5%, del 17,6% y del 30,2%.

De todas maneras, la caída más acusada la ha registrado Almería, donde la constitución de préstamos hipotecarios se ha desplomado un 46,4%. Le siguen Jaén, con un descenso del 42,4%; Córdoba, que ha registrado una caída del 38,9%; Huelva, con un decrecimiento del 38,2%; Cádiz, con el 37,2%; ; Sevilla, con un 35,8% de caída; y Málaga, con un 33% menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios