Los grandes proyectos del norte de la provincia crearán más de 700 empleos

  • La puesta en marcha de las centrales solares de Aldeire, de la fábrica de aerogeneradores Eozen, del centro logístico de Guadix y de la fábrica de mármol de Baza sumará una inversión de 780 millones de euros

La modernización empresarial, en el Norte de la provincia, comienza a ser una realidad palpable. La despoblación, el desempleo y el atraso industrial que tradicionalmente han marcado a algunos de los municipios de las comarcas de Guadix y del Altiplano de Baza y Huéscar pueden ser prácticamente erradicados gracias a la puesta en marcha de los grandes y novedosos proyectos industriales que se están desarrollando en la zona.

Las tres centrales termosolares -Andasol I, II y III- de Aldeire y La Calahorra, la fábrica de palas y aerogeneradores Eozen de Ferreira, la industria de mármol que pondrá en marcha Compac en Baza y el nuevo centro logístico de Mercadona en Guadix prometen ser parte de la solución de los problemas que han lastrado a estas comarcas con el adjetivo de deprimidas.

Según las previsiones de las empresas responsables de estos ambiciosos proyectos, para el momento en que las cuatro iniciativas estén funcionando a pleno rendimiento se habrán creado al menos 720 puestos de trabajo, que serán ocupados principalmente por vecinos de los municipios y de las comarcas en los que se ubican. Claro que, en función de la actividad empresarial y de los resultados, la necesidad de mano de obra puede multiplicarse en los años siguientes a que comiencen a producir.

Pero los beneficios de la puesta en marcha de estas nuevas industrias no sólo se traducirán en la creación de empleo. Los municipios de Aldeire, La Calahorra, Ferreira, Guadix y Baza recibirán una inversión que superará, sólo para garantizar el inicio de la actividad, los 781 millones de euros.

"Desde luego, supone un beneficio importantísimo para la creación empresarial y la creación de empleo", afirma el alcalde de Guadix, Santiago Pérez (PP), sobre el centro logístico que Mercadona prevé instalar en el municipio. "Es una gran oportunidad para la zona. Estos proyectos son los que nos van a dejar iniciar el vuelo y convertirnos en una zona atractiva para la mano de obra y las empresas", añade.

En Baza, el concejal de Desarrollo, Manuel Quirante (PSOE), cree que "el proyecto de la fábrica de mármol tiene un gran valor para nosotros y para toda la comarca, porque es lo que va a permitir darle definitivamente un empujón industrial y empresarial a la zona".

Y es que la capacidad de atraer a otras empresas es uno de los factores que más valoran los municipios donde se desarrollan estas cuatro grandes iniciativas. "Si todo va bien y la producción es buena, en los próximos años Eozen podrá atraer a industrias auxiliares al Marquesado, con lo que se crearían muchos más puestos de trabajo para la comarca", explica el responsable de comunicación de la fábrica de palas y aerogeneradores.

Pero no será necesario que esperar tanto para comprobar que la puesta en marcha de Eozen es todo un revulsivo para nuevas empresas. El alcalde de Ferreira, Antonio Fornieles (PSOE), asegura que "ya se han instalado pequeñas empresas que han dado más dinamismo a la zona, como unas plantas de hormigón y de asfalto".

En Aldeire y Guadix, gracias a la futura puesta en marcha de las tres plantas termosolares y del centro logístico de Mercadona, respectivamente, la llegada de nuevas empresas es prácticamente un hecho. En Guadix, por ejemplo, la llegada de la cadena de supermercados Mercadona ha sido, según Santiago Pérez, todo "un foco de atracción para empresas auxiliares". Por el momento -precisa el alcalde- el Ayuntamiento ha recibido más de 90 peticiones de empresas para instalarse en el polígono industrial que se construye junto a los terrenos de Mercadona.

Sin embargo, estos proyectos no sólo han llevado buenas noticias a la zona Norte. Desde 2005, fecha en la que comenzó la construcción de la primera planta termosolar Aldeire, Andasol mantiene un grave conflicto con un grupo de agricultores del municipio. El pasado sábado, los afectados por las expropiaciones de la central termosolar, que exigen una indemnización justa por perder sus tierras, cortaron la salida 312 de la A-92 para recordar que no todo son beneficios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios