Los hospitales públicos reducen un 20% el consumo de antibióticos

  • Desde 2014 el programa Pirasoa mide el uso de estos fármacos para reducir la resistencia a los mismos

  • En las consultas de Atención Primaria ha bajado hasta un 5%

Cada hospital tiene un grupo especializado para controlar su uso. Cada hospital tiene un grupo especializado para controlar su uso.

Cada hospital tiene un grupo especializado para controlar su uso. / g. h.

Andalucía implantó en 2014 el Programa Integral de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos, el conocido como programa Pirasoa. Desde entonces, la comunidad ha reducido un 17% el uso de antibióticos en los centros de salud y un 15,8% en los hospitales.

El objetivo del programa es medir el consumo de antibióticos de los centros hospitalarios y de salud y vigilar también el número de pacientes con infecciones, la mayoría hospitalarias, que obligan a este uso. Una preocupación mundial dado el incremento de la resistencia a antibióticos y el llamamiento de los expertos al riesgo de desprotección de la población y a la falta de nuevos compuestos de lucha contra las infecciones.

Y todo por el "abuso" generalizado que se realiza de los antibióticos, según los expertos, de ahí la implantación de programas que controlan su uso.

En Granada, el consumo de antibióticos desde 2014 también ha bajado siguiendo la tendencia registrada en Andalucía. Según explicó a este periódico la microbióloga y vocal del comité científico de Pirasoa, María Dolores Rojo, en los hospitales el descenso ha sido de entre el 15 y el 20% desde enero de 2014 mientras que en Atención Primaria ha sido del 5%. El objetivo es "mejorar el uso de los antibióticos y controlar las infecciones".

"Los antibióticos se utilizan cuando se tienen que utilizar", pero se ha demostrado con los datos que se "usan en exceso", de ahí el aumento de las resistencias y la necesidad de controlar no sólo el uso sino que el que se prescriba sea el adecuado y también por un plazo correcto de tiempo de tratamiento. "Cuando eso lo controlas se traduce en una reducción del uso de los antibióticos", matizó la experta, quien insistió en esas tres ideas: "usarlos cuando estén indicados, el tipo necesario y la dosis adecuada".

Para eso el sistema público de salud tiene equipos en los centros que se encargan de ese 'control' y que están formados por microbiólogos, farmacéuticos, expertos en enfermedades infecciosas o en medicina preventiva. En cada hospital hay un grupo de control.

Según la experta, Granada está "en la media" en cuanto al consumo de antibióticos aunque "en todos los hospitales hay que seguir trabajando en este campo".

Otro aspecto fundamental del programa es "el control de la infección en pacientes susceptibles a infectarse", principalmente pacientes frágiles, en unidades como UCI. "Eso hay que controlarlo". Para Rojo, "de manera general en Andalucía el número de pacientes con bacterias resistentes se mantiene". En la provincia de Granada la incidencia de pacientes con bacterias resistentes "es inferior a la media andaluza".

Como todo está relacionado, los expertos coinciden en que una reducción del consumo de antibióticos se acompaña de una bajada en la resistencia a los mismos. El objetivo sería reducir los antibióticos de mayor impacto ecológico, que son los que tienen mayor posibilidad de generar barreras multirresistentes.

Rojo insistió en la preocupación de los expertos respecto a los antibióticos y las resistencias a los mismos porque "cada vez hay más infecciones por bacterias multirresistentes" en pacientes con enfermedades graves. "Las bacterias se hacen más resistentes a los antibióticos que existen y por otro lado cada vez hay menos antibióticos nuevos", por lo que Rojo defendió la aplicación de programas como el Pirasoa.

También incidió la experta en mejorar su uso para que no aparezcan esas resistencias y en las medidas de control en los centros sanitarios para "evitar que se diseminen de un paciente a otro las infecciones", un riesgo alto en los hospitales contra el que hay que seguir actuando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios