Lo más 'in' para deslumbrar la última noche del año

  • Las peluquerías, centros de belleza y establecimientos de moda hacen su 'agosto' en pleno diciembre gracias a los preparativos de la celebración de Nochevieja

Puede que cambie la forma y el lugar de celebrarla, pero lo que se mantiene intacto son los prolegómenos que anuncian que faltan pocas horas para la última noche del año. Se nota en los mercados y en las tiendas de regalos, pero también en los establecimientos de moda y los de estética que durante estos días están a rebosar. Tanto, que tan sólo en los días navideños, la clientela de la Peluquería Liñán aumenta un 50 por ciento. Crecen las visitas pero varían las demandas y las tendencias, algo que tiene a las profesionales del cabello en una constante evolución. Si hace unos años los recogidos eran el peinado estrella para Nochevieja, ahora las melenas lisas con flequillo, los peinados con bucles a base de tenacillas o los semirrecogidos terminados con un tupé son los peinados estrella. "La moda en el cabello tiende a hacerse más natural, los grandes moños y peinados con purpurina se asociaban a cotillones, ahora, poca gente acude a macrofiestas y los preparativos se hacen más sencillos", explica. A pesar de todo, aquellas que quieran mantener las costumbres pagarán entre 22 y 50 euros por lucir la última noche del año un elaborado recogido que realce su belleza.

Pero si el paso del tiempo ha dejado su impronta en cómo nos peinamos más aún lo ha hecho en lo que nos ponemos para estar de punta en blanco. La revolución de la moda de fiesta se ha hecho patente en el corte de las medidas. "Antes se llevaban los vestidos y las faldas de fiesta largas, ahora todo se acorta", explica una dependienta de una tienda de moda. Minifaldas, vestidos cortos de los llamados globo y los que están cortados al pecho -moda babyboom- son los más solicitados para este tipo de acontecimientos. La paleta de colores también se ha ampliado. Los clásicos vestidos negros, dorados y plateados, que se mantienen a la orden del día, han dado paso a los rojos, verdes y morados chillones que "son muy llamativos y favorecedores".

La introducción de nuevos colores también ha ido aparejada a otros cambio de estilo. Expertas en moda aseguran que este año se verán muchas chicas con traje de chaqueta y corbata, "el estilo andrógino" está de moda y ha calado muy bien entre los más jóvenes.

De cualquier manera, el caso es que de una forma u otra, con vestido o pantalón, con moño o sin él, dentro de pocas horas todos los mortales despediremos el año 2007 y daremos la bienvenida al 2008 con un ritual que nunca pasa de moda: las uvas y las campanadas, siempre, superan a las tendencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios