Las multas comienzan a hacer caja

  • Vecinos de Bola de Oro y Realejo denuncian el "acoso sancionador" que ha iniciado en Ayuntamiento

Comentarios 4

Los vecinos están comenzando a entender eso de que el Ayuntamiento tiene previsto ingresar 16 millones de euros en concepto de multas durante el 2009. Lo están entendiendo porque lo están sufriendo directamente y porque desde hace años no había comenzado una campaña tan agresiva como la que el Consistorio ha puesto en marcha.

Los primeros damnificados de este "acoso y derribo" (como ellos mismos lo llaman) son los residentes en el Realejo y en el barrio de la Bola de Oro. En esta última zona en menos de una semana, los agentes de la Policía Local han multado a más de 30 vecinos de la calle Santo Sepulcro en dos ocasiones consecutivas. Los residentes cuentan que en la calle que une la Avenida de Cervantes con la Bola de Oro no ha señal alguna que prohiba los estacionamientos y, en cualquier caso, tampoco tienen otras opciones. "Hemos aparcado frente a nuestras casas toda la vida sin tener ningún problema y, ahora, resulta que nos sancionan". La indignación vecinal se trasformó en un escrito de denuncia que los afectados presentaron en la última Junta Municipal de Distrito. No obstante, sus críticas al modus operandi de los agentes locales no estuvieron exentas de propuestas en positivo y recomendaron al área de Tráfico del Consistorio a que antes de interponer multas a diestro y siniestro se podrían plantearla posibilidad de reordenar el tráfico en la zona o de habilitar estacionamientos para los residentes. El mismo problema se vive en el Realejo, donde debido a las obras, los vecinos se han quedado sin espacio para dejar sus vehículos. Los residentes afirman que las mejoras en las calles están beneficiando a aquellos vecinos que tienen cochera porque se les mejora el acceso, pero no se da solución los que estacionan en la calle.

El elevado número de sanciones que se han puesto en estas últimas semanas ha enervado tanto a los vecinos que los de Bola de Oro se reunieron hace unos días con el defensor del Ciudadano, Melchor Sáiz-Pardo, para explicarle el conflicto que tienen en el barrio debido a este tema.

Evidentemente, para los vecinos esta manera de actuar no responde sino a la necesidad de hacer caja que tiene el Ayuntamiento para cumplir previsiones. Grosso modo para poder reunir los 16 millones, el Ayuntamiento debería sumar 1,3 millones mensuales en multas. Según los cálculos de los afectados, la Policía tendría que poner, nada más y nada menos, 15.000 sanciones mensuales de 90 euros llegar a final de año con las cifras previstas. Una "barbaridad", según ellos, que corrobora también el grupo municipal socialista, que apunta que parece "ilógico" que el Ayuntamiento se ponga de meta recoger 16 millones, cuando el año pasado con una previsión de 11,5 millones no se llegó sólo se llegó la tercera parte de recaudación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios