Los ópticos denuncian la venta de gafas premontadas sin control

  • Tienen lentes de baja calidad y la misma graduación, por lo que dañan la vista

Tiendas de regalo, bazares, gasolineras, supermercados y farmacias venden desde hace tiempo gafas graduadas premontadas sin el asesoramiento de personal especializado y con lentes de baja calidad que pueden causar daños en la visión. Su particularidad es que se montan en fábrica y no cuentan con control sanitario. De hecho, el propio comprador elige la graduación, sin tenerse en cuenta patologías o diferencias entre ambos ojos.

Según María Isabel Paredes delegada en Granada del Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía, el uso continuado de este tipo de gafas puede originar, entre otros, futuros problemas de adaptación a lentes progresivas. Además, "al calcularse de forma errónea la distancia entre la nariz y las pupilas se produce el deterioro de la visión de un ojo sobre otro ya que la graduación para ambas lentes es la misma en este tipo de gafas".

El Colegio andaluz, que ha denunciado esta venta, advierte de síntomas como lagrimeo, cefaleas, irritaciones, fatiga e incluso pérdida de visión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios