La ordenanza de la convivencia incluye multas por practicar sexo en el coche

  • La comisión reguladora de la normativa municipal estipula que las prácticas sexuales en la vía pública están prohibidas y serán sancionadas · Se establecerá un perímetro para ejercer la prostitución

Comentarios 6

A los granadinos más vale que no se les altere la sangre con la llegada de la primavera porque todo acto que vaya más allá del cariño casto y puro, es decir, toda práctica sexual en la vía pública podrá ser sancionado. Así se incluye en el boceto de la Ordenanza de la Convivencia que se encuentra en proceso de redacción y que según los integrantes de la comisión estará listo en un mes.

Sin duda, el capítulo de la prostitución se ha convertido en uno de los apartados más debatidos y que más polémica ha generado de toda la ordenanza. Al final, la comisión reguladora ha puesto los puntos sobre las íes y ha manifestado "que la necesidad de regular la práctica, el ofrecimiento y la demanda de servicios sexuales en la vía pública era más que urgente". Y eso han hecho.

En las reuniones mantenidas en los últimos días se ha concretado que las prácticas sexuales serán sancionadas. "No sólo las de las prostitutas, sino las de cualquier persona que practique sexo en la calle y a la vista de los vecinos o viandantes como, por ejemplo, dentro del coche", exponen.

Por el momento, las cuantías de estas sanciones no están cerradas. Se tiene claro que las multas quedarán tipificadas en leves y graves y, de acuerdo a la sanción se pagará una cantidad u otra. En cualquier caso, los precios podrían oscilar entre los 300 y los 3.000 euros, como es el caso de las ordenanzas modelo de Barcelona o Lléida que es la que está utilizando el Ayuntamiento de la capital.

Desde la comisión redactora se aclara que la imposición de las multas no será de manera drástica e inmediata. Una vez aprobada la ordenanza en el pleno municipal, los agentes de la Policía Local que se encuentren con escenas sexuales en la vía pública informarán a los implicados de que están cometiendo un práctica prohibida y que podrían ser sancionados. Los reincidentes serán objeto de las multas más elevadas.

Desde el Ayuntamiento también se ha acordado establecer un perímetro concreto que limite en qué espacio se pueden realizar estos trabajos sexuales. En el caso de Barcelona, su ordenanza especifica dice que estará permitido a 200 metros de los núcleos urbanos. La propuesta de el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Moral, son 500 metros de las zonas habitadas. Todo indica que el límite estará entre estas dos distancias y que, en cualquier caso, se establecerá lejos de las zonas residenciales.

Los diferentes integrantes de la comisión de la prostitución, entre los que se incluyen miembros del PSOE, PP e IU, consideraron que toda esta normativa debe ir aparejada a toda una batería de medidas sociales y de apoyo a las trabajadoras del sexo. "No queremos que esta ordenanza se vea como arma arrojadiza contra nadie, simplemente, una forma de regular la prostitución de calle y hacer que los derechos de las trabajadores y los vecinos puedan convivir", apuntan fuentes municipales.

Las propuestas trabajadas ayer en la comisión fueron aprobadas por la mayoría de sus miembros, excepto por Izquierda Unida que, por su parte, solicitó más tiempo para reflexionar sobre dicho borrador. Será en el próximo encuentro cuando se puedan concretar estos últimos aspectos aprobados. La Oficina del Defensor del Ciudadano, encargada de la redacción del texto, se pondrá en contacto con las diferentes concejalías implicadas para que hagan las correcciones pertinentes a estas propuestas.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios