Una decena de órganos participan en la evaluación ambiental de la Ronda Este

  • Pese a que no están resueltas las alegaciones y es posible que se vuelva a abrir el plazo, la Delegación de Medio Ambiente trabaja ya en el informe más determinante ante el elevado impacto del proyecto

Comentarios 1

El informe de impacto ambiental de la Ronda Este Metropolitana (o Cierre del Anillo) contendrá las consideraciones de una decena de organismos externos a la propia Delegación de Medio Ambiente que lo elabora y que también podrá a casi todos sus departamentos a trabajar en este asunto.

El proyecto de construcción de una nueva carretera de alta capacidad por la zona Este del área metropolitana tiene su punto más débil en el impacto que esta nueva infraestructura podría tener en el delicado terreno por el que pasa. Por tanto, el preceptivo informe de impacto ambiental cobra más importancia de la habitual en estos casos. De hecho, puede ser determinante respecto a la decisión de construirla y el trazado y la soluciones de ingeniería que tendrá.

El proyecto se encuentra por el momento en una fase preliminar, pues se ha cerrado el plazo de alegaciones, que se están resolviendo, y es posible que la Junta se plantee abrir un nuevo plazo para dar cabida a otras opiniones.

Pese a todo, la Delegación de Medio Ambiente ya ha recibido la petición para trabajar en el informe de impacto ambiental.

Lo primero que ha hecho la Delegación es remitir una petición a una decena de organismos externos que pueden tener algo que decir respecto al impacto ambiental de esta controvertida carretera. Los primeros llamados a opinar son los ayuntamientos afectados por el trazado, entre los que se encuentran Granada, Cenes de la Vega, Pinos Genil, Huétor Santillán y Jun.

Medio Ambiente ha pedido informes también a Ecologistas en Acción -que está radicalmente en contra de este proyecto-, a las Consejerías de Obras Públicas, Cultura y Agricultura, a la Agencia Andaluza del Agua (la carretera atraviesa el cauce de tres ríos: Genil, Darro y Beiro) y al Patronato de la Alhambra.

Este último organismo, al igual que muchos de ellos, ya ha planteado su opinión sobre el proyecto, pues presentó su alegación durante el plazo de exposición pública. Ese informe era contrario a la Ronda Este tal y como está planteada, sobre todo en lo que respecta al viaducto previsto para pasar el valle del Darro, que es la zona más delicada medioambiental y paisajísticamente. Aunque Cultura tendrá que redactar su propio informe, los aspectos de impacto paisajístico en el entorno (la carretera se encuentra en las inmediaciones de la Alhambra) tendrán que remitirse a Medio Ambiente.

Esta Delegación encargada de la evaluación medioambiental además de aportar los informes externos, tendrá en cuenta el trabajo de casi todos sus departamentos: Montes Públicos, Flora y Fauna, Espacios Protegidos, Gestión del Medio Natural y Vías Pecuarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios