"Si no hay pedidos, te tienes que tragar la cosecha"

  • Javier Hernandez, agricultor, no pega ojo desde que comenzó la crisis

Javier Hernández es un agricultor que lleva varias noches sin pegar ojo a causa de la crisis de los pepinos de Alemania. En 23 marjales repartidos en cuatro invernaderos en Carchuna, tiene plantados pepinos, calabacines y melones. El pasado 14 de abril puso esta cosecha y aún le quedan a los pepinos diez días para madurar. Tiene vecinos que ya han arrancado las plantas del polémico producto, porque cuesta más mantenerlo como está el precio de los abonos, el riego… Aunque él, en principio no sabe qué hacer. Teme invertir más dinero en ellos, porque sospecha que el precio, que ha caído en picado y ahora mismo está por los suelos, no se elevará mucho, "quizá suba algo y aunque no le gane mucho dinero, por lo menos a ver si lo puedo vender". Por ello, esperará una semana, antes de arrancar las matas. Confía en que las cosas mejoren.

Hace dos años decidió aventurarse en la producción ecológica, por su mayor rentabilidad. La más importante es la campaña de invierno, donde Carchuna produce el 90% de pepino de todo lo que se vende en el mercado nacional e internacional, es el producto estrella. El resto, viene de otros puntos de Granada, Almería y Málaga. Sin embargo, él prefiere la de primavera, porque "es más escaso y se paga mejor".

Las fincas son de su padre, aunque él las tiene alquiladas a éste. Le paga una renta a cambio de explotarla. Recuerda cómo cuando su progenitor se dedicaba al campo fue el boom de la agricultura en Carchuna, aunque ahora sólo da para comer. Javier ha conocido unos años "malos". El agricultor cree que "como este año no se recuperen las cosas habrá muchas personas que el año que viene venderán las fincas y se desharán de ellas por no poder pagar los préstamos al banco. No se pueden asumir tantos años de pérdida".

El año pasado también fue malo, pero este problema ha sobrepasado todas las previsiones. No hay consumo, con lo cual no es un problema de precio, sino que al no entrar pedidos, "te tienes que tragar la cosecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios